cargando

En twitter:

Expediente 2019
Jueves 03 enero, 2019

Mujeres asesinadas

Las últimas horas del año anterior fueron sórdidas y siniestras, única y exclusivamente para las mujeres en Veracruz.
Una mujer y embarazada asesinada con su pareja en Martínez de la Torre. El día 29.
Otra mujer baleada, el mismo día, en Cosoleacaque.
Y otra mujer golpeada, tirada a orilla de carretera en San Andrés Tuxtla.

Luis Velázquez

En total, el mes de diciembre cerró con 134 muertos, de los cuales diecinueve son mujeres y de las que doce son consideradas feminicidios.
En todo caso, y si una autoridad respingara, mujeres asesinadas y que, bueno, ninguna diferencia hay entre un homicidio doloso o común y un feminicidio, pero, ni hablar, los teóricos andan en desacuerdo y allá ellos, mientras el mundo femenino de Veracruz descarrila y se desploma.
Nada justifica, así sea el primer mes de la Cuitlamanía, el asesinato de mujeres.
Impresiona, sin embargo, que mientras en la yunicidad y el duartazgo, las ONG levantaban la voz de protesta e inconformidad por tantos crímenes de mujeres, en el mes de diciembre, el silencio atroz.
Claro, se dirá, por ejemplo, que anduvieron de vacacaciones, pero la muerte siguió haciendo de las suyas.
Y aun cuando desde la Cuitlamanía culpan e inculpan a la Fiscalía de Jorge Winckler del tsunami de violencia, la violencia primero pasa por la secretaría de Seguridad Pública.
Y el secretario de la pistola al cincho ha de rendir cuentas y que las evade.
Y, de ñapa, envían a sus francotiradores mediáticos ha rafaguear al Fiscal que por sigue "trepado en su macho" para continuar en un cargo público para el que fue elegido por nueve años y en donde se ha vuelto incómodo e indeseable.

SAÑA Y BARBARIE EN EL MÁS ALTO DECIBEL

Martínez de la Torre. Una mujer, embarazada, asesinada al mismo tiempo que su pareja.
La noche del sábado unos desconocidos los atacaron en la colonia Guadalupe Victoria.
Ella, Ivón González Pérez, y él, Manuel Paredes Benavides, de 38 años de edad cada uno.
Fue hacia las 23:30 horas. Estaban en su vivienda en la calle Narciso Mendoza.
Y los sicarios los sorprendieron.
El hombre asesinado era propietario de un taller de torno y soldadura denominado "Juanito".
Triple, sin embargo, homicidio. El señor. Y la señora, embarazada.
Los malandros, asesinando a una mujer embarazada, con una creatura en el vientre. El grado más alto de la saña y la barbarie.
El Veracruz que se vive, respira y padece en el primer gobierno de izquierda en Veracruz luego de que en otros años, un dueto de políticos de izquierda buscaran la gubernatura. Uno, el ingeniero Heberto Castillo Martínez. Y dos, la maestra Gloria Sánchez, senadora, por cierto, de la república.

LA MUERTE EN EL OTRO EXTREMO DE VERACRUZ

Ese mismo día, en Cosoleacaque, la muerte apareció.
En la noche, una mujer fue atacada a balazos. En la calle Miguel Alemán, colonia Congreso de la Unión.
La señora, por fortuna, sobrevivió.
La libró. El objetivo era su asesinato.
También sobrevivió otra mujer, de nombre Francisca "N", de 28 años de edad, atacada, boletinó la autoridad policiaca, por su pareja sentimental.
Madriza seca. Golpeada a puñetazos. Luego, arrojada a orilla de la carretera en San Andrés Tuxtla.

FUERA DE CONTROL LA VIOLENCIA

Se vive y padece la peor ola de violencia en Veracruz.
Con todo, resulta inverosímil que los soldados y la Policía Federal asumieran en unos municipios de Morelos y Zacatecas la seguridad pública, y en Veracruz, ni fu ni fa, con fuerzas extraordinarias, cuando la numeralia de la muerte rebasó por completo los meses anteriores, incluso, el mes de diciembre del año 2017.
En Morelos, por ejemplo, la versión oficial es que el Ejército y la Policía Federal se encargaron de la seguridad desde el sábado 29 de diciembre porque cinco cárteles se disputan la plaza.
Pero, bueno, el ex Comisionado de Seguridad Nacional, Renato Sales, siempre aseguró que en Veracruz "casi todos los carteles" están riñendo para adueñarse de una plaza estatal que incluye la autopista de sur a norte, tres puertos marítimos para cargar y descargar droga, pistas y fosas clandestinas, consumo creciente de droga y alianza sórdida y siniestra entre políticos, jefes policiacos, policías y carteles y cartelitos.
Claro, nadie dudaría de que los gobernadores de Morelos (Cuauhtémoc Blanco) y de Zacatecas (......), se hayan movilizado ante el gobierno federal de AMLO con mayor eficacia y eficiencia política que Cuitláhuac García.
Y más por lo siguiente:
La Jornada-México publicó el domingo 30 de diciembre, 2018, que en Morelos los cárteles Jalisco Nueva Generación, Del Golfo, Los Zetas y del Noroeste están enfrentados, cuando, caray, aquí, en Veracruz, los primeros tres están operando.
Y más cuando y como en el caso del huachicoleo, el trascendido es que la Procuraduría General de la República, PGR, abrió novecientas ochenta (980) averiguaciones sólo en el estado de Veracruz, sin que ninguna autoridad procediera con un castigo ejemplar cuando de por medio están coludidos funcionarios públicos.
Y sin embargo, el tsunami de violencia en la tierra jarocha rebasa por completo a una simple disputa entre carteles, llega a la población civil, se extiende a mujeres asesinadas, y la secretaría de Seguridad Pública de la Cuitlamanía "se lava las manos" y tira la pelota al Fiscal Jorge Wínckler, a quien el gobernador culpa de todos los males emanados de la caja de Pandora.
En el primer mes, la Cuitlamanía ha expresado su vocación social y su voluntad política.
Y si la vida empeora de aquí para adelante, entonces, que nadie se llame sorprendido. En treinta días, ya "mostraron el diente".


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.