cargando

En twitter:

Escenarios
Miércoles 02 enero, 2019

La frivolidad como eje

•Soy fifí. Soy sabadaba
•Tuiters de Cuitlamanía

UNO. Por sus tuiters los conoceréis...

El estado de ánimo y el estado mental del gobernador pueden conocerse a través de los tuiters publicados por Cuitláhuac García.
Toda una revelación y que distarían mucho, digamos, de las famosas “40 palabras” que en su tiempo pudieron emitir Guadalupe Victoria, el primer

Luis Velázquez

mandatario, Antonio López de Santa Anna, Miguel Alemán, Adolfo Ruiz Cortines o Heriberto Jara.
Algunos de ellos son los siguientes:
“Inviten al recalentado.
Veracruz ocupa lugar fundamental en la Cuarta Transformación.
Nuestro eterno agradecimiento para el policía caído.
Nos vemos en la reapertura del Ágora con la película Roma.
Me honra el libro “Mujeres de humo” sobre Papantla y sus tradiciones.
Me llena de orgullo que Veracruz sea considerado por la Nestlé para una fábrica y crear más de diez mil empleos.
Mi primera acción brindar acceso universal a la salud…, con el Centro de Salud inaugurado en Otatitlán”.
Se trata, entonces, de la mirada superior de un político estadista. La alteza de miras en la tarea de gobernar y ejercer el poder.
Claro, se dirá que cuando la Cuitlamanía pide a través del twitter que lo “inviten al recalentado”, el político más poderoso de Veracruz honra las tradiciones populares y festina y se enlista para, digamos, el recalentado en el patio de la casa, debajo de los árboles, con chunchaca a un lado para bailar salsa.
Pero al mismo tiempo, un hecho intrascendente que en nada enaltece la calidad de vida del millón de indígenas, los dos millones de campesinos y los tres millones de obreros en la miseria, la pobreza y la jodidez.
Ni menos, mucho menos, los tuiters combaten y disminuyen la ola de inseguridad.

DOS. El lorito de AMLO

AMLO, el presidente, sigue arrasando en Veracruz, donde la brújula social está perdida, pues un mes después, ninguna obra pública ha sido anunciada por la Cuitlamanía, más que, digamos, repetir como lorito el discurso del tabasqueño.
Por ejemplo:
AMLO convirtió Los Pinos, la antigua residencia presidencial, en un museo y un parque público y en un centro turístico, y es el acierto número uno de su gobierno.
A la tercera semana del mes de diciembre, en Los Pinos exhibieron la película “Roma” de Alfonso Cuarón, un homenaje a las trabajadoras domésticas, e instalaron una pantalla gigantesca para que el pueblo, tirado sobre petates, comiera palomitas con refrescos de cola y mirara el filme.
Entonces, y como la Cuitlamanía consiste en repetir como lorito la mayor parte de las cosas de AMLO (menos la revocación del mandato y el retiro del fuero a los funcionarios públicos), el góber de la colonia Macuiltépetl de Xalapa (y a mucha honra, ajá) anunció la reapertura del Ágora para exhibir la película “Roma”.
En el siglo pasado, tal acción suprema de gobierno se denominaría “pan y circo” y ahora, festinada en su dimensión estelar en el twitter del jefe del Poder Ejecutivo Estatal, dueño del día y de la noche y del destino común.
La política de Comunicación Social, el uso de las redes sociales, invertida y canalizada en el festín por una película triunfadora.
Y en contraparte, un mes después nadie conoce acciones de la mayoría del gabinete legal, pues, y entre otras cositas, la misma vocería las ignora.

TRES. Respeto a la investidura

Don Adolfo Ruiz Cortines predicaba con hechos el respeto por la investidura presidencial, a tono con la vieja enseñanza de que “la mujer del César ha de ser y parecerlo”.
Luego de Ruiz Cortines, ningún otro político se recuerda tan respetuoso del cargo público como Juan Maldonado Pereda cuando, además, decía que “nunca es el puesto el que hace al político, sino el político al cargo público”.
Bajito de estatura, impetuoso, intenso en su vida, Fernando López Arias se imponía con la simple mirada, su trayectoria en la política su mejor aval.
Fernando Gutiérrez Barrios electrizaba con su presencia, sin pronunciar una sola palabra.
Inspiraba ternura Rafael Murillo Vidal, respeto Rafael Hernández Ochoa, admiración Fidel Herrera Beltrán por su inteligencia desbordante y avasallante.
Y ninguno de ellos habría incurrido en los tuiters de la Cuitlamanía como aquel de “inviten al recalentado” o el “eterno agradecimiento al policía caído”, como dicen los clásicos, en nombre de su deber y que, bueno, la familia esperaría una acción de gobierno.

CUATRO. Soy fifí. Soy sabadaba

Un político como un gobernador, un presidente municipal, un presidente de la república, han de utilizar las redes sociales con objetivo social, entre tantos otros, para enaltecer el sentido patrio y procurar que cada ciudadano se sienta y viva orgulloso de la patria chica.
Un gobernador lo es las 24 horas del día. Y cada acto cotidiano, consciente o inconsciente, igual que la actitud de la familia y los amigos, crean y recrean su imagen pública.
Incluso, hasta la elección y selección de las barbies de un político constituyen una ampliación de su identidad. “Dime quién es tu barbie y te diré quién eres”, como aquella chica de un barrio en la novelística de Roberto Bolaño que agarró fama porque se volvió amada amante del futbolista estrella.
Y, bueno, ese tipo y sentido y contenido de los tuiters de la Cuitlamanía en nada contribuyen ni a proyectar la grandeza de un político, político estadista, ni tampoco a engrandecer la calidad de vida del grueso de la población, 6 de los 8 millones de habitantes de Veracruz en la miseria, la pobreza y la jodidez.
Claro, sería una locura esperar peras del olmo cuando a los 50 años de edad, con un posgrado en Alemania, con veinte años de académico, solterón, el político más poderoso de Veracruz, la vida gira alrededor de la frivolidad.
Soy fifí. Soy sabadaba.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.