cargando

En twitter:

09 diciembre, 2018

Masacró Policía a migrantes

•Hablan sobrevivientes del ataque a guatemaltecos en los llanos del Sotavento; una guatemalteca muerta y cuatro lesionados

•Mujeres y menores de edad buscaban llegar a Estados Unidos cuando fueron atacados por presuntos oficiales de la Policía en la comunidad Ojo de Agua, en Rodríguez Clara

•Los polleros los abandonaron y organizaciones defensoras de los derechos humanos demandan justicia y se investigue posible participación de autoridades

•Éric Patrocinio Cisneros, secretario de Gobierno, acusa que este ataque, y toda la violencia en Veracruz, es culpa de Jorge Wínckler, pues su permanencia genera la impunidad/Ignacio Carvajal

  • Migrantes atacados, hecho menor para el gobierno estatal

  • Policías mataron a mujer y dejaron a un menor herido

  • Migrantes atacados, hecho menor para el gobierno estatal

“Yo dormía cuando le dije a mi hija: hora ¿qué es eso que se escucha? ¿son cuetes? y ella me dijo no mamí, esas son metralletas”.
La joven madre guatemalteca sintió cómo una bala le rebanaba un pedazo de piel sin llegar a tocar órganos vitales. La bala presentó entrada y salida, sin representar un riesgo para su vida.
La mujer extranjera, que no quiere dar su nombre por temor a represalias en México, relató que ella y su hija de 6 años sobrevivieron al ataque perpetrado por presuntos policías, en una carretera del sur del estado, a unos 200 kilómetros del puerto jarocho.
“No eran pandilleros los que disparaban, se miraba una patrulla, escuchamos las sirenas, y la vimos, una camioneta negro con blanco y que decía POLICÍA”.
El saldo oficial del ataque, una guatemalteca muerta, María Avelino Ruiz Tapia, de 23 años, originaria de Cubulco, y cuatro lesionados, entre ellos un niño de 3 años, confirmó el gobierno de Veracruz mediante un comunicado.
En el hospital de Isla se pudo saber que María Avelino Ruiz Tapia viajaba con su hermano Andrés Avelino, y con un sobrino de año y medio. Ante la muerte del adulto que cuidaba a los chicos, éstos quedaron al cuidado de autoridades consulares guatemaltecas.
En tanto, la joven madre que aporta su testimonio en el anonimato, es abordada en el hospital general de ciudad Isla mientras espera el reporte de salud de otro de los centroamericanos atacados, con quien se hacía acompañar en el viaje que emprendieron desde Guatemala, la semana que pasó, y que le tocó recibir una bala.
Temerosa, lanza oraciones a cada momento agradeciendo a Dios por no haber sido asesinada esa madrugada.
Junto a la mujer viaja su hijita de siete años, menudita, delgada, dejando ver claros los rasgos mayas.
Allá en Guatemala, cuenta, tiene otras dos hijas quienes esperan que pronto se reporte de su arribo a la frontera con Estados Unidos.
No han comido desde hace horas por el susto. Las dos sobrevivientes aguardan en la zona de urgencias mientras el personal del Instituto Nacional de Migración (INM) las entrevistas y ofrece ayuda humanitaria.
Dos voluntarias de la iglesia adventista de Isla le acompañan. De vez en cuando le comparten palabras de aliento y le piden que no pierda los ánimos.
Ella, vulnerable, se deja regocijar. Ahí les cuenta que “no soy una mujer casada, soy sola, mi marido ya murió y a diario debo salir a buscar el pan para mis tres hijas”.
El relato de la madre coincide con las entrevistas previas realizadas por las autoridades a los sobrevivientes.
Andrés Avelino R.T, de 17 años, recordó ante la policía cómo fue asesinada su hermana María Herlinda, con un disparo en la cabeza. Ambos salieron de su pueblo para ir en busca del sueño americano. Al llegar a México, con otros paisanos, se embarcaron en un camión tipo carguero de ganado en San Cristóbal de las Casas.
Después de varias horas de viaje, cuando dormían, sin saber que se encontraban en Veracruz, despertaron abruptamente por el estruendo de los balazos y el ulular de las sirenas de lo que ellos afirman eran patrullas de la policía, aunque no saben si eran estatales o municipales.
En la oscuridad sonaban las metralletas sin que ellos hubieran podido hacer algo para salvar a su hermana. Sintió como una bala le dio en la cabeza y la mató al tiempo que la unidad frenaba.
Entonces, algunos otros migrantes, también lesionados, bajaron del camión y ayudaron a Andrés Avelino a bajar a su hermana, y lejos de ayudar, el pollero que manejaba el camión siguió su marcha al notar que los supuestos policías también se marchaban.
La hermana de Andrés Avelino había muerto. Entonces tomó cadáver y lo puso a un lado del camino, donde horas después fue localizado por las autoridades que dieron parte al consulado y a la Fiscalía General del estado.
Ni el operador del camión ni los presuntos oficiales agresores prestaron algún tipo de ayuda, se marcharon y dejaron a las víctimas en la oscuridad. Sin importar que hubiera niños heridos y temerosos.
Dos adultos y al menos tres niños se quedaron a la deriva en esa zona de Ojo de Agua, que en las noches es paso obligado de grupos de la delincuencia organizada dedicados al robo de gasolina y al tráfico de personas.
“Los que atacaron eran policías, decía así, policías” siguió contando la afectada, de quien se resguarda su identidad, que recuerda que el momento más dramático fue cuando su nena comenzó a llorar al ver su herida sangrante en la espalda:
“Le dije, no llores, abrázame, ven, vamos a orar”.

CUITLÁHUAC, MUTIS

Entrevistado sobre los hechos, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez apenas y le dedicó algunos segundos mientras realizaba una gira de trabajo por Perote:
“Lo que sabemos de primera fuente es que se trató de un ataque desmedido, hay una migrante guatemalteca herida, un joven herido y un niño, de inmediato di instrucciones para que se les atendiera; también se va a trasladar para allá personal de la Secretaría de Gobierno para que se les atienda a los migrantes, se les ofrezca todo el apoyo” dijo.
En un comunicado su secretaría de Seguridad Pública expuso que “el Gobierno del Estado de Veracruz, a través de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), atendió la agresión contra cinco migrantes centroamericanos, ocurrida en la carretera federal Loma Bonita-Isla, a la altura del Frigorífico”.
Pese a que ya son notorios los señalamientos en la prensa sobre la presunta participación de policías, la SSP no dedicó en su comunicado ni una línea a anunciar alguna investigación desde el área de Asuntos Internos para deslindar responsabilidades.

EXIGEN INVESTIGACIÓN

En un comunicado, el Movimiento Migrante Mesoamericano condenó el ataque y exigió a las autoridades veracruzanas, comenzando por el gobierno Ejecutivo, Fiscalía y la CNDH, a investigar los hechos para que “no queden impune ni en el olvido como suele suceder”.
En sus redes sociales, el vocero de dicha organización, Rubén Figueroa, documentó que “extraoficialmente se sabe que los agresores se transportaban en un vehículos, uno de ellos con rotulo que decía "policía”.
Para el cierre de la edición, también se supo que las autoridades consulares ya se habían comunicado con el gobierno de Veracruz para demandar una investigación en torno a los hechos, sobre todo por la supuesta participación de oficiales de la ley.
Desde Orizaba, el secretario de Gobierno, Éric Patrocinio Cisneros, lamentó la agresión a los guatemaltecos y acusó que esa inseguridad era producto de la permanencia de Jorge Wínckler al frente de la Fiscalía General del Estado, pues a su juicio, aunque no es su competencia la prevención del delito, la Fiscalía alentaba la violencia por los altos niveles de impunidad “porque todo lo hacen mal”.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.