cargando

En twitter:

Diario de un reportero
Martes 27 noviembre, 2018

Violencia golpea a Iglesia Adventista

Tres de las cinco víctimas asesinadas anoche en Minatitlán en un taller mecánico eran parte de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en distritos de Minatitlán
•Familiares dicen que no eran viciosos ni estaban en malos pasos
•Seres queridos tuvieron que velarlos en otros lugares
•Encontraron balas de armas de varios calibres



Duro golpe a la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el sur de Veracruz, pues tres de las personas que fueron asesinados anoche en la Insurgentes Norte eran miembros de esa religión; incluso ostentaban liderazgos entre jóvenes que profesan esa fe.
Bajo anonimato, en lugares distintos a sus hogares, sus deudos celebraron los tres funerales y ahí sostuvieron que eran chicos comprometidos con su iglesia, con las familias, con Dios, y que no estaban relacionados con la delincuencia.
El multihomicidio que dejó cinco muertos y dos lesionados se dio la noche del martes en el interior y exterior de un taller de motos que fue atacado por al menos cuatro pistoleros.
El reporte de la policía indica que los agresores al parecer iban siguiendo a una persona que trató de esconderse en el local 46, sobre la calle Guadalupe Victoria.
Durante las primeras pesquisas, la policía recolectó 38 casquillos percutimos “de diversos -->

  • Cuerpos fueron velados en otros lugares, sus familiares no querían ser amenazados en sus casas

calibres, como .223, .768, .9mm y 38mm.
Entre los muertos están Efraín González González, Moisés Daniel Cinta Gutiérrez y Érick Flores San Martín. Todos miembros de diversos distritos de la Iglesia Adventista en el sur del estado.
Efraín González González, Moisés Daniel Cinta Gutiérrez y Érick Flores San Martin no fueron velados en sus hogares, por seguridad sus familias los llevaron a sitios distintos, a donde sólo unos cuantos conocidos, y los más allegados pudieron darles el último adiós.
De hecho, algunos de los sepelios fueron custodiados por personal de seguridad para evitar cualquier amenaza para los deudos.
La familia de Moisés Daniel Cinta Gutiérrez informó que él contaba con 24 años de edad y formaba parte del Club de Guías Mayores Amisadai, de la Iglesia Adventista en Framboyán del Distrito Insurgentes.
Durante su funeral, celebrado en una casa distinta a la suya, por medio, uno a uno van llegado los hombres y mujeres de esta religión. Callados, con su vestimenta formal, no dejan de lamentar la partida violenta del hermano Moisés Daniel, quien además contaba con una discapacidad.
Recordaron que era un chico trabajador, muy inteligente, y se enorgullecía de formar parte del Club Mayor de Conquistadores de su religión. Era soltero, y su compromiso con la vida, estaba enfocado a aprender más sobre mecánica para ganarse la vida reparando motores de combustión interna.
Sus familiares dicen que se trató de una injusticia, pues comenzaba a vivir y a entregarse con más fuerza a Dios.
En el caso de Efraín González González, contaba con 26 años, ese día perdió la vida por una casualidad, pues ni si quiera tenía previsto hacer parada en el sitio donde le mataron.
Su familia cuenta que a diario salía de trabajar en su taller en la colonia La Bomba, donde era apoyado por otra de las víctimas, Bezaleel López Dalmich, de 25 años. Esa tarde, regresaban los dos del trabajo, y como todos los días, Efraín pasó a dejar a Bezaleel a su casa, en el taller de motos del señor Ignacio López García, su papá.
“Él no tenía nada que ver con el ataque, sólo había dejado a su ayudante, lo realizaba a diario”, contó una familiar bajo anonimato.
En su iglesia estaba como director del área de Jóvenes en sus distrito. Su familia cuenta que se había casado en mayo pasado y estaba concentrado en ahorrar dinero para mejorar la casa en donde vivía con su esposa.
Contaba con estudios de preparatoria, y al interior de su congregación, era querido y respetado por el respeto que mostraba a su madre y que siempre motivaba a los jóvenes a seguir el camino de Dios.
Sobre Érick Flores San Martin, de 26 años, la familia dice que se desempeñaba como consejero de Conquistadores y era instructor de Guías Mayores perteneciente al club Antares Distrito Playón. Al igual que los otros dos, pertenecía a la Asociación Veracruzana del Sur.
La pérdida de Érick Flores es la que más ha impactado al interior de las congregaciones evangélicas, pues en redes sociales era popular con sus fotos a lado de chicos menores, a quienes enseñaban el valor de dios y la disciplina para salir adelante.
En distintas imágenes se le ve con su traje característico de guía mayor, rodeado de muchachos que le miran con respeto. Él dejó esta vida siendo padre de una menor de 10 meses de nacida.
Sobre Bezaleel López Dalmich, vecinos de la insurgentes afirmaron que era un tipo relajado, mecánico de motos, padre de una menor de tres meses de nacida. Hace un año que se casó.
En cuanto al mayor de todos, Guillermo Lacares González, de unos 60 años, se encontraba viendo en el taller de motos de su cuñado, Ignacio López García, pues tenía poco tiempo en la ciudad. Había venido al sur de Veracruz huyendo de la miseria y pobreza en su pueblo, en un municipio de Oaxaca.
Además, su esposa se encuentra enferma y estaba trabajando en el taller de motos para juntar dinero con el cual curarle y pagarle un tratamiento.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.