cargando

En twitter:

Escenarios
Lunes 26 noviembre, 2018

El pueblo clama justicia

•Cárcel a expresidentes
•Dejaron mucha pobreza

UNO. El pueblo clama justicia

El grueso de la población nacional quiere justicia. Y desea mirar en la cárcel (consuelo de tontos se dirá) a los presidentes de la república, Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox, Ernesto Zedillo y Carlos Salinas.

Luis Velázquez

Y es que si treinta millones de mexicanos sufragaron por AMLO para presidente de la república significó un voto en contra de la corrupción política que ellos encarnaron en su tiempo.
Por eso, y más allá de que el tabasqueño ha anunciado una consulta popular para definir si es así, el sentir y el pensar de la gente es un juicio político y un proceso penal contra ellos.
Incluso, el mismo AMLO, jugando con la probabilidad, se lo dijo a la reportera Azucena Uresti, de Milenio TV, la noche del jueves 22 de noviembre.
Carlos Salinas privatizó los bancos, las minas y los bienes públicos a particulares. Incluso, a gente allegada, y sin licitación.
Ernesto Zedillo convirtió la deuda privada en deuda pública, y todavía hoy, el gobierno, mejor dicho, el pueblo con el pago de los impuestos sigue pagando aquella deuda millonaria y con la que se beneficiaron los empresarios y los banqueros.
Vicente Fox concesionó la explotación minera en un aproximado de veinte a treinta millones de hectáreas, además del fraude electoral, y el fraude electoral en contra de AMLO.
Felipe Calderón declaró la guerra al narcotráfico y que dejara doscientos cincuenta mil muertos.
Y Enrique Peña Nieto incurrió en los actos de corrupción más canijos, desde “La Casita Blanca”, hasta la concesión de obra pública vía el dedazo y el tráfico de influencias, incluso, a nivel internacional, con Odebrecht, de Brasil.
El resultado social es concreto y grave:
Seis de cada 10 habitantes del país en la pobreza, la miseria y la jodidez.
El país, rico en recursos naturales, habitado por gente pobre.
Once millones de mexicanos como migrantes sin papeles en Estados Unidos.
Uno de cada tres jefes de familia llevando el itacate y la torta a casa con el ingreso derivado del changarro en la vía pública con la venta de picadas, gordas, tamales, tostadas, tacos y garnachas y refrescos de cola.
Por eso, nada de la amnistía política anunciada por AMLO por más y más que hable de una consulta popular donde él, ajá, defenderá su tesis del perdón.

DOS. “Dejar hacer y dejar pasar”

Ninguna vuelta de hoja para sentir y conocer el palpitar ciudadano de un juicio político y penal para los cinco presidentes de la república.
Claro, AMLO lo dijo a Azucena Uresti, de que la vida se mira de una forma como precandidato presidencial y otra como candidato y otra como candidato ganador y otra como presidente electo y otra como presidente sentado en el trono imperial y faraónico.
Por ejemplo, AMLO invitó a comer en su domicilio particular a Enrique Peña Nieto porque, dijo, durante varios sexenios (Carlos Salinas, Vicente Fox y Felipe Calderón Hinojosa) sufrió y padeció el acoso político y el fraude electoral.
Y ahora, en rara y extraña contradicción y paradoja, Peña Nieto fue respetuoso de la expresión ciudadana y nada más decente (“Lo cortés no quita lo valiente”) que compartir el pan y la tortilla en casa.
Okey.
Civilidad. Cohabitación política. Decencia pura.
Pero otra cosita es que AMLO quiera “dejar hacer y dejar pasar”.
AMLO dio marcha atrás y “se lavó las manos” anunciando la consulta ciudadana para legitimarse más, dijo, y conocer la decisión popular.
Y la decisión del grueso de la población es sentar a los presidentes “en el banquillo de los acusados”, como incluso ya lo dijera el líder parlamentario, Porfirio Muñoz Ledo.
Pero, bueno, de acuerdo con la consultitis del próximo sexenio ha de esperarse el momento de la nueva consulta popular.

TRES. Hartos de tanta corrupción

Una vez más, con Azucena Uresti, AMLO repitió su tesis que si el presidente de la república es honesto, por añadidura, el resto de los gabinetes legal y ampliado y los legisladores federales y locales de su partido y los gobernadores y presidentes municipales de su MORENA, Movimiento de Regeneración Nacional.
Se duda.
Pero el primer tabasqueño que gobernará el país así lo cree y bendiciones para todos, entonces.
El primer acto de gobierno de Moctezuma II cuando Hernán Cortés desembarcó en las playas de Chalchihuecan fue enviarlo un montón de burros cargados con oro y veinte doncellas, todas vírgenes, para su felicidad sexual y de los suyos.
Desde entonces, quizá desde antes si vamos al relato bíblico, la corrupción política está en el ADN del mexicano.
En el tiempo presidencial de Venustiano Carranza la leyenda popular era la siguiente:
“El viejo no roba, pero deja robar”.
De Plutarco Elías Calles, el fundador del partido político del PRI, a la fecha, en cada periodo constitucional han salido nuevos ricos y vigorosas fortunas familiares desde políticos hasta empresarios.
Nadie duda de la honestidad de Andrés Manuel López Obrador, y más, considerando la austeridad republicana con que vive y su admiración desbordada por Benito Juárez (se reeligió quince años), Francisco Ignacio Madero (impuso a sus tres yernos en cargos públicos jugosos) y Lázaro Cárdenas (comenzó el enriquecimiento de las elites empresariales).
Pero de ahí a que el gabinete legal y ampliado sea igual de honesto y que nadie, absolutamente nadie arañará el presupuesto “ni meterá la mano al cajón ni ordeñará la vaca”, está por verse.
Y más porque si AMLO deja pasar al primer Morenista acusado de corrupto, entonces, la vorágine se desbordará con riesgo de quedar fuera de control como ha sido con todos los políticos antecesores que ubicaron al país en el primer lugar de corrupción política en América Latina y en uno de los primeros en el mundo.
Por lo pronto, la población electoral quiere el juicio político y el proceso penal a Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox, Ernesto Zedillo y Carlos Salinas.
El hartazgo por la corrupción fue el vaso comunicante de los treinta millones de mexicanos que votaron por AMLO el primero de julio.


1 comentario(s)

maria ramona montes bobadilla 27 Nov, 2018 - 12:43
Yo no sé si son o se hacen, ya se les pegó de AMLO, que dice lo que la gente quiere oir, solo que ahora esa gente se va a topar con pared, ya que él mesías que creen no es tal, acusan a Fox de algo simple, a Calderón, de algo inventado, pero a Salinas no, a él no lo acusan de lo real, el que verdaderamente dejó a México en la pobreza fue él, a que no dicen que Fox pagó casi toda la deuda y dejó dinero en las arcas, lo mismo que Calderón, pero el chiste es acusar a alguien y todos tenemos que hacer como que vemos, hacer como que queremos, hacer como que debemos, etc. etc., Pobre México, será gobernado por un Cantinflas y los gobernados seremos también unos Cantinflas, porque nunca nos hemos puesto en el lugar correcto, acusamos a quien es menos culpable y perdonamos a quien nos refregó, pobre México y mexicanos

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.