cargando

En twitter:

Diario de un reportero
Jueves 18 octubre, 2018

Romero Deschamps: ante su reelección o su caída

Con elecciones antidemocráticas inicia proceso para renovar dirigencias sindicales
•En la sección XI del priista Jorge Wade gana su candidato, sólo se registró uno, como en las demás secciones
•Expectativas de cambiar la historia del sindicato de PEMEX, pero fueron comprados

Por IGNACIO CARVAJAL

Hasta el cierre de la edición, el virtual ganador de las elecciones para secretario general de la sección 10 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, era Francisco Javier Ibarra Escobar.
Como en la mayoría de las secciones sindicales que se diputaron este miércoles en el país, la de Minatitlán fue con el registro de una sola planilla, ante el rechazo de la disidencia a participar en un proceso viciado que, sin embargo, resultó avalado por dos de los pilares del lopezobradorismo, Olga Sánchez Cordero y Rocío Nahle. Eso pese a que la efervescencia política de MORENA y el cambio en las pasadas elecciones, se había hecho presente en el sur de Veracruz mediante varios disidentes que le tiraban a tumbar a Jorge Wade, actual secretario general de la 10, y a Carlos Romero Deschamps, su jefe, y secretario general del SNTPRM. Y es que Francisco Javier Ibarra Escobar viene de ser integrante del comité que encabezó Jorge Wade durante los últimos años.

Francisco Javier Ibarra Escobar, a su vez, incluyó en su planilla a Jorge Wade, su maestro, mentor y en privado, su gurú.
Pese a que Jorge Wade es uno de los hombres más cercanos a Carlos Romero Deschamps en el sur, Francisco Javier Ibarra Escobar, el nuevo líder, le dio la cartera del comité de Vigilancia.
Así, al interior la sección 10 ya se comenta que esta operación solo es una simulación para que Jorge Wade siga al frente del sindicato y que Francisco Javier Ibarra Escobar represente una figura decorativa.
Tal como lo hizo durante años el finado líder magisterial Juan Nicolás Callejas Arroyo, quien terminó sus años incluso dejando como líder a su hijo, Juan Nicolás Callejas Roldán.
Pues en Minatitlán, por si fuera poco, Jorge Wade, el mismo que se perpetua en la dirigencia de la 10, también cumplió sus sueño de nepotismo al tener dentro del sindicato, comisionado, a su hijo, Jorge Wade Zúñiga, alias junior.
En la planilla de Javier Ibarra Escobar Wade Zúñiga va como encargado de la secretaría de Exterior.
Eso no es todo. Jorge Wade tiene fama de manejar diversos sectores desde el sindicato en Minatitlán, incluso el ayuntamiento.
En la pasada administración, el alcalde fue José Luis Sáenz Soto, quien pidió licencia del cargo, enviado por Javier Duarte de Ochoa, a las elecciones por la diputación federal en 2015, las cuales ganó ampliamente con el apoyo de la bases del PRI.En lugar de José Luis Sáenz Soto ingresó al municipio como alcalde otro empleado de Wade en Pemex, Héctor Cheng Barragán.
Pero lo que se comenta en el municipio, es que ambos servían a los intereses del Tesorero de la comuna, quien era el verdadero poder tras el trono, como ha documentado ampliamente el periodista Mussio Cárdenas, quien ha escrito numerosos artículos sobre quien fue el real alcalde en Mina en la administración 2014-2017, Saúl Wade, otro hijo de Jorge Wade.
Después de ser tesorero en el pasado gobierno, impulsado por el PRI y el sindicato petrolero, Saúl Wade quedó como regidor en la presente comuna y es, irónicamente, el edil que le aprueba todo al alcalde de Morena, Nicolás Reyes Álvarez.
Reyes Álvarez, a quienes todos los líderes políticos del sur reconocen por su cercanía a Andrés Manuel, incluso, en la época de “vacas flacas” para el tabasqueño está peleado con ocho ediles de su ayuntamiento, incluidos dos de su partido.
El único que le aprueba todas sus decisiones sin chistar ni cuestionar es Saúl Wade, pieza fundamental de la trama de poder, política y abusos cometidos por Jorge Wade González, y que los militantes de Morena apostaron a terminar .
El pasado 27 de mayo, en Minatitlán, en plena campaña, Andrés Manuel López Obrador dijo que acabaría con los cacicazgos en el sindicato petrolero de Pemex. La declaración tronante fue retomada por la prensa y se hizo nota nacional, pues se realizó en el bastión de uno de los hombres fuertes de Carlos Romero, Jorge Wade González.
Las masas se volcaron de júbilo, especialmente los obreros disidentes al vislumbrar una posibilidad de cambio.
“Otro mensaje muy claro, va a haber democracia sindical, se acabó el cacicazgo en el manejo del sindicato petrolero, llegó a su fin. Si me entienden, ¿verdad? No voy a hablar más”, dijo el Peje en ese motín.
Ya como presidente electo, en su última visita a Ciudad del Carmen, para agradecer el voto, Andrés Manuel López Obrador le mandó un mensaje claro a Carlos Romero, y metió en cintura a la senadora de Campeche, Cecilia Sánchez, quien se promovía para la dirigencia del STPRM y tumbar al ex senador.
En ese evento, seguidores de Cecilia Sánchez coreaban la salida de Víctor Manuel Kidnie, uno de los líderes morales del sindicalismo oficial en Campeche y benefactor de Carlos Romero, “fuera Víctor, fuera Víctor” gritaban las masas, a lo que AMLO respondió de inmediato:
“Estamos promoviendo un cambio pacífico, ordenado, está lucha es para acabar con la pobreza”, dijo AMLO ante la gente que no dejaba de arengar la salida y cárcel a los políticos en Pemex.
“Con esto la verdad vengo a decirles que vamos a cumplir con los compromisos de campaña y tuve que entrarle a este tema por aquellos que estaban coreando fuera Víctor, no vamos a perseguir a nadie, tenemos que reconciliarnos”.
Incluso, el presidente electo, no pudo ocultar su incomodidad, al terminar su discurso al negarse, ante la vista de todos, a levantar la mano de la Senadora Cecilia Sánchez, al grado que le dijo a la legisladora públicamente que "las cosas no son así”.
Horas después de esas declaraciones, el STPRM emitió la convocatoria para renovar las secciones sindicales de todo el país para registras las planillas, con cláusulas que han sido rechazadas por las fuerzas disientes.
El documento fue reconocido por las futuras secretarias de Energía y Gobernación, Rocío Nahle y Olga Sánchez Cordero, quienes aplaudieron la convocatoria y la avalaron como una medida para lograr elecciones democráticas, pues se permitiría el voto libre y secreto.
“Como futura secretaria de Gobernación estoy manifestando esta situación. En este país se va a respetar la autonomía sindical”, expresó Olga Sánchez Cordero la noche del martes, luego de una reunión con altos funcionarios del gobierno federal y Carlos Romero.
En tanto, Nahle, repuso:
“Es un paso importante después de 70 años, van a votar a las urnas y espero que los trabajadores tengan la fortaleza, certeza y la organización para aprovechar el momento de las 36 secciones”.
Sin embargo, lo que no indicaron las futuras funcionarias es que la mayoría de las elecciones que ya se dieron este miércoles, fueron con la participación de una sola planilla, la de los candidatos oficiales, lo que ya ha generado el rechazo de la disidencia.
Así, en la sección 47, de Ciudad del Carmen, se registró y ganó como candidato único Víctor Matías Hernández Colunga; en la 34, Miguel Cándido Hernández; en la 44, Pilar Córdoba Hernández; en la 48, Jorge Herrera, en la 10, Francisco Javier Ibarra Escobar; y en la 26, de Las Choapas, Carlos Jiménez Hernández. Todos candidatos oficiales.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.