cargando

En twitter:

PosData
Sábado 26 mayo, 2018

Otro predio de la muerte

Madres de colectivos de búsqueda de personas desaparecidas en el sur empujan diligencia y embarran más a Arturo Bermúdez Zurita
•Se trata de un terreno en Coatzacoalcos que durante años sirvió de bodega a la Seguridad Pública, pero también era calabozo para torturar y desaparecer seres humanos
•Colectivos reclaman que en el sur se busque de la misma forma que en Xalapa, pues los mismos que actuaron en La Barranca de la Aurora pudieron haber perpetrado en Coatza y Mina
•Chicos que presuntamente colaboraban con la delincuencia fueron sometidos por Mando Único y torturados en esa bodega, donde hay un pozo que era usado como un calabozo


Por IGNACIO CARVAJAL

Madres de los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas en el sur, han logrado la primera diligencia de búsqueda en un sitio altamente sospechoso de haber sido empleado como calabozo y centro de tortura por parte de elementos de la SSP en los tiempos de Arturo Bermúdez.

Usando perros adiestrados, y equipo especializado, el personal de la Fiscalía realizó la diligencia en el terreno donde antes operaba una bodega que era empleada por la SSP para taller y resguardo de las patrullas.

Además, según las versiones oscuras, los oficiales más siniestros al mando del capitán tormenta, ahí confinaban seres humanos a quienes torturaban a golpes, a batazos y posteriormente les daban muerte, para que sus cuerpos aparecieran en distintos puntos de la geografía del sur.

Desde temprano, las madres de los colectivos del sur de Veracruz se apersonaron en dicho predio, cercano al puente Calzadas, donde elementos de la Fiscalía General del Estado trabajaron intensamente buscando señales de restos humanos y de fosas sin que hasta ahora haya noticias.

El área que despierta más intereses entre los rastreadores, es un pozo ubicado en dicha propiedad, en cuyo fondo, sospechan, puede haber restos humanos, incluso, señales, de que ahí dentro pasaron horas terribles personas que habían sido cazadas por los comandos policiales.

Entre lo que se cuenta de este pozo, según la información que se han allegado las autoridades y colectivos, es que los ex elementos de la SSP que trabajaron bajo el mando de Bermúdez en el sur, lo empleaban como calabozo.

El pozo, según el testimonio de una persona que voluntariamente se acercó a dar los datos ante las autoridades, era usado por ex elementos de la SSP al mando del Bermúdez Zurita para tener encerrados a jóvenes que les parecían sospechosos de trabajar con la delincuencia, para sacarles información.

Esos jóvenes, hasta donde se sabe, ya no aparecían.

Tal y como pasó en Xalapa entre 2011 y 2013 con docenas de chicos de las colonias populares que caían en manos de la SSP solamente porque eran sospechosos de ser integrantes de la delincuencia organizada, y así, desaparecieron a manos de la autoridad.

Este año, al iniciar, la Fiscalía fue contra los elementos de la SSP acusados de haber practicado la desaparición forzada, se detuvo al fundador y director de la Fuerza Civil, Roberto González Meza, quien también es ubicado como uno de los responsables de desapariciones en el sur.

Es uno de los clamores más grandes de los padres y madres del sur, que la autoridad busque los rastros de sus andanzas y atropellos en el sur con la esperanza de que así se encuentren a algunos desaparecidos.

Uno de los casos más sonados, y que necesariamente pasa por el pozo del horror, se dio en septiembre del 2014, con la desaparición de cinco chicos a manos del Mando Único.

Se trata de Natanahel Fernández Alcántara, José Armando Jiménez de la Cruz, Erik Leobardo Solís López, Miguel Ángel Ángeles Manzano y Heber Arturo Castillo

Esos jóvenes, presuntamente integrantes de células de la delincuencia organizada, desaparecieron el dos de septiembre cerca de Cosoleacaque, cuando tripulaban un coche compacto, y se toparon con un retén del Mando Único.

Durante días, los familiares de los chicos realizaron protestas contra la policía.

Cerraron calles y avenidas demandando noticias y que los pusieran a disposición.

Después de varios días de caos y reclamos, a manos de las familias llegó una foto de esos jóvenes. Se les miraba golpeados, presentados, como en una especie de postura de fusilamiento ante el paredón.

La pared que se mira a sus espaldas, según consta en investigaciones y quejas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, es la misma de la bodega donde hoy busca la Fiscalía.

La foto fue acompañada por un anónimo en el cual presuntos oficiales con remordimiento relataban que los jóvenes habían estado cautivos en la bodega citada, que buscaran ahí, pues ahí estaban encerrados bajo órdenes de Bermúdez, que tenía la consigna de contrarrestar a delincuentes con estos métodos.

Díaz después, en una fosa en la sierra del sur del estado, aparecieron dos cadáveres, uno era el de Natanahel Fernández Alcántara; años después, en las playas de Colorado, apareció el de Heber Arturo Castillo, en avanzado estado de putrefacción y con señales de haber sido asesinado con algo contundente.

Hasta ahora ninguna autoridad había querido investigar lo que pudo haber pasado en ese predio. Se espera que más adelante, la pesquisas den algún resultado, pues el predio también podría estar relacionado con los levantones de 25 de septiembre del 2015.

Ese día, desaparecieron más de 40 personas en Coatzacoalcos, de las que sólo hay denuncia formal para once.

Varios de esos chicos resultaron sustraídos por unidades particulares que eran tripuladas por personas que asemejaban oficiales de la policía.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.