cargando

En twitter:

PosData
Lunes 14 mayo, 2018

El mundo se le vino encima al exfiscal

En menos de tres años su vida dio un giro de 360 grados
•Desde el año 2015 familiares de víctimas exigían su renuncia por la situación de desastre que ya vivía Veracruz
•Carros de lujo y la construcción de edificio para restaurante y hotel en Córdoba causaron molestia ciudadana


Por ANTONIO OSORIO/Foto: YERANIA ROLÓN

Córdoba, Ver.- En menos de tres años, la vida del ex fiscal general del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, dio un giro de 360 grados, pasando de ser acusador a acusado.

  • Luis Ángel Bravo. Indolencia

Primero, como parte del poder en la administración del exgobernador Javier Duarte de Ochoa -hoy preso-, al ser ungido como fiscal por nueve años, con una vida de lujos y fama pública, pero también con reclamo social por el incremento de la violencia; hoy, considerado prófugo de la justicia, es perseguido por el gobierno que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares, quien anunció una recompensa de hasta 5 millones de pesos a quien informe sobre su paradero.

Bravo Contreras es perseguido por las omisiones al no aplicar la ley, permitiendo que la maquinaria de la SSP desapareciera los cuerpos de 13 víctimas arrojas a la barranca de “La Aurora”, en el municipio de Emiliano Zapata.

Pero también es perseguido por sus adversarios políticos, o al menos así lo consideran críticos del sistema, quienes dan por hecho que se trata de una venganza del Gobernador en turno, al ofrecer la recompensa por su captura, en plena campaña electoral, la campaña de su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez.

Versiones señalan que actualmente Luis Ángel Bravo radica en la Ciudad de México, donde trabaja para el excandidato presidencial del Partido Acción Nacional, Diego Fernández de Cevallos.

El 12 de julio del año pasado, Bravo Contreras se presentó ante la Fiscalía General acompañado de un grupo de abogados, asegurando que si había denuncias en su contra “acudirá a responder” cuando fuera el momento, afirmando que en esa ocasión sólo había asistido a una diligencia, pero no para declarar por alguna carpeta de investigación en su contra.

“Es una diligencia personal, no tengo comentarios, no es ningún tema de desvío como ya hay en alguna nota”, reviró.

Ante cuestionamientos de la prensa sobre las denuncias de colectivos en su contra, por haber extraviado investigaciones y muestras de ADN de familiares de desaparecidos, respondió que ya no era una figura pública y se negó a contestar.

“Fui funcionario público, no tengo nada que decir y si hay alguna denuncia acudiré a responder por ella; no tengo comentarios”, reiteró ante los representantes de los medios de comunicación, a quienes a manera de broma pidió que “no hagan chisme”.

SU FORMACIÓN PROFESIONAL E INCURSIÓN EN LA FUNCIÓN PÚBLICA

Luis Ángel Bravo Contreras es un abogado litigante, que gracias al poder económico y político que logró su familia -pues su madre Isabel Contreras Tinoco fue alcaldesa del municipio de Amatlán-, logró incursionar en la función pública, en la administración del también cordobés Javier Duarte de Ochoa, hoy preso por desvío de recursos.

El exfiscal nació el 2 de enero de 1970 y estudió la licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma de Veracruz “Villa Rica”, habiendo realizado también un doctorado en Derecho por la Universidad de Almería, España, el cual obtuvo gracias a un convenio con la Universidad de Xalapa.

Fue presidente del Colegio de Abogados de Córdoba y la Región A.C.; Agente del Ministerio Público Adscrito a la Subprocuraduría Regional de Justicia de la Zona Sur del Estado; Consejero Presidente del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVA), de agosto del año 2013 a febrero del 2014.

Meses después, fue nombrado Procurador de Justicia del Estado y el 30 de enero del año 2015 fue ungido como Fiscal General del Estado, por un periodo de 9 años, con carácter de irrevocable, a menos que el titular cometiera un delito grave o interpusiera una renuncia.

Sin embargo, tras poco más de un año de servicio, el trabajo del entonces Fiscal empezó a ser opacado por los más de mil 200 desaparecidos que hasta ese año se llevaban contabilizados, junto con las ejecuciones que a diario se cometían en el estado y los excesos del poder, que detonó el hartazgo de las víctimas del delito.

DESDE EL AÑO 2015 EMPEZARON LOS RECLAMOS CONTRA EL EXFISCAL

En su primer año como fiscal, Luis Ángel Bravo recibió críticas y reclamos por su actuar al frente de la dependencia; enfrentó acusaciones por presunta negligencia, omisiones, enriquecimiento y hasta falta de trato humano hacia algunos grupos inconformes que se revelaron y que incluso exigieron su renuncia.

Desde años antes, Bravo Contreras llevaba una forma de vida extravagante, de lujos y ahora también de poder, lo que desbordó el enojo de ciudadanos que se quejaban de presuntos abusos, cometidos con la complacencia de su paisano y jefe, el entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa.

La vida de lujos y poder del “Fiscal de hierro”, “Luis Ángel”, “La Jaiba Loca” o “Fisculín”, como se le conocía, llamaba la atención de los ciudadanos, que lo veían con sus smokings o en sus automóviles de lujo, con asientos de piel, como si fuera actor de películas o telenovelas.

Algunos testigos aseguran que le gusta la trova, incluso en ocasiones lo vieron lucirse cantando en un área Vip del restaurante de mariscos “Díaz”.

Una vida de lujos que contrastaba con la estela de terror que marcó la época, con miles de desaparecidos, secuestros, fosas clandestinas y crímenes que a diario se cometían en diversos municipios.

Con todo y los agravios, madres de los Colectivos de búsqueda de desaparecidos, quienes en su momento reprocharon el actuar de Bravo Contreras, también reconocieron que la atención que les brindaba era mejor que la del nuevo fiscal Especializado para la Búsqueda de Personas no Localizadas, Luis Eduardo Coronel Gamboa, ex asesor de la Comisión Estatal para la Protección de Periodistas, y ex Secretario Ejecutivo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, quien molesto en una ocasión les respondió que cuál era la prisa que tenían por saber de sus familiares, “si los desaparecidos, desaparecidos están”.

ASEGURAN QUE LUIS ÁNGEL EMPEZÓ SU FORTUNA A BASE DE TRABAJO

Luis Ángel, empezó a forjar su fortuna cuando les ganó un pleito a los empresarios cafetaleros Zardain, y luego puso su bufete jurídico; anteriormente había trabajado en el despacho del abogado Renato Penichet, según relatan quienes han conocido por años al exfiscal.

Actualmente, en el bulevar de la avenida 1 y calle 24, en la colonia Los Maestros, se encuentra un edificio de varios pisos con estacionamiento subterráneo, del que presuntamente el ex fiscal es dueño, junto con otros dos empresarios de la zona, uno de ellos de apellidos Herrera Betancourt.

Sin embargo, el terreno donde se construyó el inmueble fue adquirido hace más de 20 años por la familia del abogado, hijo de la exalcaldesa de Amatlán de los Reyes, Isabel Contreras Tinoco.

Ese terreno fue comprado al ex empresario del ramo de grúas, José Luis Serrano Garrido, y ahí permaneció durante años, abandonado, hasta el año 2014, cuando empezó la construcción del edificio, incluso antes de que Luis Ángel llegara a la Fiscalía, aseguran sus conocidos.

Pero, además, Luis Ángel también cuenta con automóviles de lujo, entre ellos un BMW color blanco, con asientos de piel, y una camioneta Jeep, tipo Hummer, color verde militar, en la que hasta el año pasado se le veía pasear por las calles de Córdoba, situación que en su momento provocó molestia entre los distintos sectores, como los abogados litigantes, quienes afirmaban que el exfiscal estaba a un punto de tener más poder que el Gobernador.

EL LADO OSCURO DEL EXFISCAL

Algunos señalamientos en contra del ex fiscal eran, por ejemplo, que en una ocasión, cuando se dedicaba a litigar, protagonizó una riña en el restaurante de mariscos “La Jaiba Loca”, donde se enfrentó a golpes con un agente del Ministerio Público, y desde entonces se ganó el mote de “La Jaiba Loca”.

También se vio involucrado en el conflicto que vivió la familia Guraieb, por la disputa de hoteles en Córdoba y Orizaba, y que llevó incluso al encarcelamiento de la madre de los empresarios Ernesto y Carlos.

“Fisculín” fue criticado en su momento también por encabezar la defensa de un joven que asesinó a su madre y la pareja de ésta, en la ciudad de Fortín, y por lo cual buscó que su defendido fuera declarado enfermo

mental, para sacarlo del penal de La Toma e internarlo en el Hospital Psiquiátrico de Orizaba, y luego desheredarlo.

“Quiere sacar de la cárcel al chamaco, para llevarlo al hospital y luego dejarlo libre para quedarse con su herencia, pero si no tiene cuidado hasta a él también lo va a matar”, decían en tono de burla los agentes del Ministerio Público adscritos al Juzgado, quienes años después estarían bajo su mando.

CIUDADANOS EXIGIERON LA RENUNCIA DE BRAVO CONTRERAS

En ese mismo año 2015 varias personas promovieron la renuncia del entonces fiscal, a través del portal “Change.org”, donde iniciaron una campaña para solicitar firmas y exigir que abandonara el cargo.

En el portal se exponía lo siguiente: “Dada la actual situación que se vive en el estado de Veracruz, y el trabajo deficiente del Fiscal General, el c. Luis Ángel Bravo Contreras, exigimos su renuncia, debido que una persona sin experiencia, ni calidad moral, con denuncias penales en su contra, negligente, corrupto, ignorante, quien ha metido a trabajar a la Fiscalía General a personas como José Antonio Ibáñez Cornejo, quien salió de la PGR por sus nexos con el cártel de los Arellano Félix, no puede ser el Primer Abogado, situación inconcebible que el gobierno no debe permitir, como tampoco las personas que se duelen de sus desaparecidos, a quienes no les toma importancia pues no cumple los protocolos de medicina legal, pues es muy caro para él hacer un examen de ADN a todos los cuerpos que se encuentran en las incontables fosas comunes que a diario se destapan”.

“Entrega cuerpos que no son identificables, aprovechando la desesperación de las personas, por tener un cuerpo a la vista a quien poder enterrar y guardarle luto; a quien no le alcanzan mil millones de pesos de presupuesto para la Fiscalía General, pues junto con su director general de administración se encargan de cuadrar las cuentas para así poder tener ese dispendio de dinero, pues con su sueldo no podría comprar su colección de coches Mercedes Benz, los trajes ridículos de mal gusto Hugo Boss, el rancho El Gavilán que compró en la zona norte, y los departamentos y el hotel de lujo que está construyendo en la ciudad de Córdoba, a la gente ya no se le puede engañar”.

Hay una crisis dentro de la Fiscalía General con sus mismos trabajadores: los abogados litigantes se quejan de la ignorancia del personal quien pone de pretexto que la Fiscalía no los preparó en el nuevo sistema, que los cursos sólo fueron para justificar el dinero Federal que malgastaron en ellos mismos. Es por esto que Luis Ángel Bravo Contreras y su círculo cercano ya no deben seguir, pues sino renuncia solicitaremos una auditoria federal y una investigación por enriquecimiento ilícito. Es por ello que solicitamos el apoyo de la población en general, de abogados litigantes, de agraviados, de personal de la FGE que se arme de valor para ponerle un alto a esta situación, pues la institución que nos cuida y procura la justicia no puede ser dirigida por un corrupto, ignorante, delincuente de cuello blanco que sólo le importa hacerse rico a costillas del dolor y sufrimiento de las personas”.

Otra solicitud de renuncia fue la que hizo el entonces diputado federal Uriel Flores Aguayo, al señalar que las autoridades de la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) debían renunciar al cargo por no cumplir con su función. En alusión al entonces fiscal Luis Ángel Bravo Contreras y al entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, exhortó a los servidores públicos a “hacer su maleta y dejar el puesto” porque no habían podido con su trabajo y era necesario que renunciaran.

“Hay que ser muy exigente con las autoridades, queremos que el Gobierno funcione y que la sociedad sea más exigente con el gobierno, que se organice y que denuncie. La sociedad no merece, y menos las niñas, niños y jóvenes, estar a expensas de toda esta delincuencia que nos está rodeando”, acusó al lamentar el crimen de la joven Columba Campillo, pues dijo que era inconcebible que niñas y jóvenes fueran asesinadas y que la autoridad no diera resultados.

Además, el 9 de diciembre del 2014, en Xalapa, personal de la ex Procuraduría también había pedido la renuncia del funcionario; los ex agentes del Ministerio Público solicitaron, a través de una carta enviada a un conocido portal de noticias, la renuncia de Luis Ángel Bravo, por no ofrecer resultados en el cargo.

“Agentes del Ministerio Publico, investigadores, adscritos, municipales, conciliadores, policías ministeriales, peritos y personal administrativo que laboramos día con día, durante años en la institución, exigimos que renuncie al cargo el Procurador Luis Ángel Bravo Contreras”.

“Es necesario que el señor se vaya y con él, se lleve a toda su gente que sólo son una bola de delincuentes, prepotentes y que no tienen la más mínima idea de cómo se conduce la Procuraduría de Justicia”.

“Nos referimos en especial al vice-Procurador de Justicia Gerardo Mantecón Rojo, “flamante” Director General de Administración, pues este toma todas las decisiones por usted, ya que cambia de adscripción a los Ministerios Públicos, Policías Ministeriales, peritos y todo aquel personal que no es de su agrado, para darle espacio a sus compadres, amantes, y cuates”.

“Eso si bien nos va, de que solo sea el cambio de adscripción, porque a muchos les pide la renuncia y si no, le pide a algún Fiscal de la Agencia Especializada de Servidores Públicos que consignen por sus pistolas al que no le firmó la renuncia o bien a su cómplice de bajezas Luis Ibáñez Cornejo, Subprocurador de Supervisión y Control, para que inicie algún procedimiento para correr a los compañeros, o bien en complicidad con el Centro de Control de Confianza de la Procuraduría de Justicia ponen resultados de no aprobados para poder correr a los compañeros”.

“Los que trabajamos en la Procuraduría de Justicia desde hace años sabemos que la dizque limpia que está haciendo es una farsa, pues los servidores públicos consignados dizque por malos elementos son por venganza, porque al exigirles la renuncia y algunos de los compañeros no acceden Don Gerardo, Vice Procurador, Mantecón Rojo, en venganza pide fincarles responsabilidad para presionarlos a renunciar”.

Aseguraron que “otro flamante cuate del Procurador es el Subprocurador de Supervisión y Control, Luis Antonio Ibáñez Cornejo, pseudo funcionario salido de las filas de la Procuraduría General de la República por no aprobar el examen de control de confianza, por sus nexos con la delincuencia organizada, y por detectarle el órgano de control de la PGR actos de corrupción, fue cesado de la PGR”.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.