cargando

En twitter:

Diario de un reportero
Sábado 10 febrero, 2018

Desapareció Seguridad Pública a los "halcones" de Los Zetas

15 casos de desaparición forzada, vinculados a la dependencia; cuatro son menores de edad
•Siete desaparecidos en Xalapa, tres en Banderilla, dos en Jilotepec, dos en Coacoatzintla y uno en Rafael Lucio
•Todos detenidos de forma arbitraria, sometidos a tortura para aceptar que eran “halcones” y después ejecutados

Por ARANTXA ARCOS MOTA

La administración pasada el gobierno de Veracruz permitió dos políticas de seguridad pública: una oficial y otra para desaparecer a personas que presuntamente operaban como "halcones" para el grupo delictivo "Los Zetas".
Tan sólo en 2013, la Secretaría de Seguridad Pública, encargada de estos operativos, desapareció a 15 jóvenes de entre 16 y 23 años de edad, varones encargados, de reportar los movimientos de la policía a bandas delincuenciales.Las detenciones no se registraron de forma oficial ante la SSP. Solo se hacían circular tarjetas al titular, Arturo Bermúdez Zurita y demás encargados de la seguridad pública en la entidad.
La desaparición de los quince casos ocurrió cuando un equipo de SSP, denominado "Fuerza de Reacción", levantó en rondines a varones que se les hacían sospechosos. Supuestos mensajes de texto se les encontraron en sus teléfonos móviles, motivo suficiente para los policías.

Las declaraciones hacia los levantados se generaron a base de golpes o torturas. Otros se extraviaron, aún desaparecidos.

Dichas tarjetas ocultaron la forma ilegal de combate a la delincuencia organizada, no informada en forma oficial por las dependencias encargadas y sólo cumpliendo instrucciones de altos mandos.

El Cuartel de "San José" o la Academia de Policía "El Lencero" no registraron detenciones, tampoco reportes de inspección a varones en la vía pública, todo era detallado solo en fichas informativas no oficiales.

Al no contar con reporte de estas detenciones, eran ocultadas al Ministerio Público (MP) y el Poder Judicial de Veracruz, donde familiares buscaron a sus varones desaparecidos en el 2013.

Durante la audiencia de imputación para los elementos de la Policía Estatal, detenidos desde la tarde del miércoles 7 de febrero por presunto delito de desaparición forzada, la Fiscalía General de Veracruz (FGE) dio lectura a quince casos relacionados que experimentaron esta estrategia de "seguridad".

LOS DESAPARECIDOS

De acuerdo a la investigación de la Fiscalía General de Veracruz (FGE), concentrada en 35 tomos, esta operación de detención arbitraria registró por lo menos quince desapariciones forzadas.

El municipio de Xalapa concentró siete, tres ocurrieron en Banderilla, dos en Jilotepec, dos en Coacoatzintla y una en Rafael Lucio.

Andrés Aguilar Marín fue detenido en Xalapa con Jaqueline Espejo Moctezuma. En la tarjeta informativa que reportaron los elementos a sus superiores, de forma no oficial, Andrés portó 38 dosis de polvo blanco, posiblemente cocaína.

Mientras Jaqueline se desempeñaba como elemento del Agrupamiento Carretero de la Secretaría de Seguridad Pública.

Antonio Morales Marín, de 22 años, el tercer xalapeño desaparecido por SSP carece de carpeta por desaparición. Fue intervenido por los elementos de la "Fuerza de Reacción" al presentar una actitud “sospechosa”.

El hecho ocurrió el primero de junio de 2013 en bulevar Xalapa-Banderilla, frente a la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN), detectándole mensajes y llamadas en el celular que supuestamente lo relacionaban con la delincuencia organizada.

Por instrucciones superiores lo entregan a la Fuerza Especial al comandante “Black”, a José López Cervantes, quien “se hizo cargo” del detenido. A casi cinco años de la detención, sigue desaparecido.

El cuarto es José Cruz Peralta Nava, 19 años, también sin carpeta por desaparición. Fue detenido al ser observado por los elementos de la "Fuerza de Reacción", tomando “sospechosamente” su celular cuando pasaron a su lado.

En el interrogatorio, después a su detención en la vía pública el 20 de agosto del 2013, aceptó laborar como "halcón" para el grupo delictivo "Los Zetas". Los elementos notificaron a sus superiores que se detuvo sobre la avenida Lázaro Cárdenas, en las inmediaciones de la Plaza Crystal.

Alberto Huesca Acosta, de 23 años y José Luis Martínez fueron privados de la libertad el 30 de abril del 2017. Ambos carecen de carpeta de investigación por desaparición o no localización.

Alberto fue detenido por el grupo de reacción mientras caminaba a la altura de la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN). En una inspección, le detectaron mensajes de texto detallando los movimientos de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a un grupo delictivo en Veracruz.

En tanto, José Ulises Martínez, de 30 años de edad, también fue detenido en las inmediaciones de la SEFIPLAN, escondido entre el jardín del camellón por asustarse al ver pasar un convoy de elementos estatales.

José tenía un dispositivo móvil con mensajes al mismo grupo delictivo que Alberto, "Los Zetas".

Carlos Alberto Ruiz Barbadillo y Humberto Ruiz Arcos transitaban en Xalapa en la unidad de transporte que operaba Carlos, quien desempeñó funciones como "central" con "Los Zetas". Humberto iniciaba funciones con citada banda delincuencial.

Fueron detenidos cuando Carlos actuó de forma sospechosa al entrar en revisión por elementos estatales de SSP. Ellos revisaron su celular, detectando mensajes y llamadas telefónicas donde reportó movimientos de la policía.

Ruiz Bobadillo, conducía el taxi con número económico 5874, y fue cercado por tres patrullas: 426, 1800 y 1408, pues de acuerdo con las bitácoras policiales, conducía “con actitud sospechosa”.

A escasos minutos de la capital donde desaparecieron estas siete personas, dos varones y una menor de edad desaparecieron en 2013.

José de Jesús Martínez del Ángel, de 21 años, fue detenido arbitrariamente por el mismo grupo de reacción el 28 de abril del 2013, sobre la carretera federal Xalapa-Perote en el municipio de Banderilla.

Similar a los desaparecidos en Xalapa, su equipo telefónico fue inspeccionado y detectaron mensajes que avisaban entradas y salidas de policías de la SSP al grupo delictivo de “Los Zetas”.

Uriel Hernández Vega, de 18 años, fue intervenido por las patrullas 1426, 1800 y 1408, el 16 de mayo de 2013 sobre la carretera Banderilla-Jilotepec, en el municipio de Banderilla. Él realizaba una llamada telefónica.

Su actuar orilló al grupo de reacción para interrogarlo. Desde su detención hasta posible paradero no se registró, no existió Informe Policial Homologado (IPH), es decir, no existió registro legal de su detención como ocurrió con los ocho casos anteriores.

Bibiana Hernández Moguel, de 17 años, fue intervenida por los elementos de la Fuerza de Reacción el 30 de mayo de 2013 en las inmediaciones del lugar conocido como “El Gallito”, cuando ella se encontraba sentada en las inmediaciones del CETIS de Banderilla.

Su actitud fue reportada como sospechosa, revisando su teléfono móvil y encontrando información que consideró la policía estatal como prestadora de servicios a una banda delincuencial.

En Coacoatzintla, Jorge Leal Amaro, de 20 años y Liberio Hoyos Castañeda, también de 20 años, desaparecieron el 14 de mayo de 2013 al ser detenidos por policías sobre la carretera Jilotepec-Naolinco, en el municipio Coacoatzintla.

Los celulares de José Leal y Liberio Hoyos fueron revisados y concluyeron que trabajaban para “Los Zetas”. La detención fue informada al día siguiente, el 15 de mayo del 2013, mediante tarjetas informativas dirigidas a José Nabor Nava Holguín, entonces Subsecretario de Seguridad Pública.

Héctor Campos Cornelio, de 16 años y Cecilia de la Cruz Luján, de 17 años, fueron detenidos el 13 de julio del 2013, en una gasolinera del municipio de Jilotepec.

La detención estuvo a cargo al menos de 14 elementos de reacción, a cargo de Manuel Trujillo Rivera y enviados a las fuerzas especiales, segundo comando encargado de estos operativos de desaparición.

Héctor Jesús Hoyos Barradas, de 16 años, fue intervenido por un grupo policial de reacción de la SSP, al mando del Manuel Alejandro Trujillo Rivera, sobre la carretera federal Xalapa-Perote, en el municipio de Rafael Lucio.

Su desaparición quedó registrada en carpeta ministerial, misma que sigue abierta. En una tarjeta informativa, relataron que Héctor fue entregado a oficiales del puente de Las Trancas, cercano a la capital de Veracruz.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.