cargando

En twitter:

Historias de desaparecidos
21 enero, 2018

Autolavado en Xalapa "desaparece" personas

•Casi seis años levantado varón de 70 años
•Fiscalía ubicó el punto, pero no procedió
•Familia procedió por omisiones a la búsqueda

Arantxa Arcos

Mientras el personal aseaba vehículos particulares, otros "desaparecían" personas. El ilícito era conocido por personal del Ministerio Público de Xalapa y la propia Fiscalía General del Estado (FGE), pero no procedieron para evitar o sancionar los actos cometidos.

El autolavado, ubicado en la colonia Jardines de Xalapa, fue la última pista que recibió la esposa de Armando Montano Herrera, mujer que desde el 19 de marzo del 2012 busca a su cónyuge de 69 años.

A través del expediente CEDH/2VG/DAM-0706/2016 que emitió la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), reconocieron que la FGE reflejó omisiones en la investigación y atención de casos de personas desaparecidas en el Estado de Veracruz.

Los detalles se difundieron al emitirse la recomendación 38/2017, en el primer año del fiscal general, Jorge Wínckler Ortiz.

"El Comandante me comentó que el lavado de carros al que fue mi esposo era donde se dedicaban a desaparecer a la gente, hace poco me acabo de enterar que dos policías estuvieron inmiscuidos en lo de las placas de mi esposo, ese reporte me lo dieron aquí en Xalapa”, relató la esposa de Armando.

Algunos detalles son omitidos por continuar el proceso de búsqueda. Los pocos difundidos señalan que la autoridad responsable, la FGE, violentó los derechos de la víctima o de la persona ofendida.

La búsqueda de Armando inició el lunes 19 de marzo del 2012, hace casi seis años. Las actividades diarias se desarrollaron en todos los integrantes de la familia. Armando salió a las ocho de la mañana de casa rumbo al negocio familiar, una casa de empeño.

Él llegó a su primer destino del día. Abrió las puertas a los dos empleados contratados. En los 30 minutos de abrir el negocio arribó al comercio el hijo de Armando y su novia, quienes estuvieron en el negocio por un lapso.

El reloj marcó las diez de la mañana. Armando comunicó a su hijo que saldría con la camioneta, la llevaría a asear a un autolavado situado cuadras más abajo. Desde que salió del negocio se desconoce su paradero.

Los planes de Armando no sólo contemplaban lavar el vehículo particular, acordó con su esposa verificar si los bancos abrirían o permanecerían cerrados por puente vacacional al adelantar la conmemoración del natalicio de Benito Juárez, que sería el miércoles 21 de marzo.

Pasó una hora y Armando no regresó al negocio. La cercanía del autolavado generó sospechas en su esposa que le marcó de inmediato al teléfono celular, mismo que sonó hasta mandar a buzón. Sin respuesta, la esposa se preocupó, alertando a su hijo y nuera, mismos que también buscaron por llamada telefónica.

"Al ver que no hubo respuesta me preocupé porque siempre me contestaba, al ver que no me contestaba, le hablé a mi hijo para hacerle saber que no me contestaba su papá, por lo que me dijo que él le iba a marcar, después él me devolvió la llamada y me dijo lo mismo que a él tampoco le contestó la llamada, seguimos marcando y ya no nos contestó", se lee en la recomendación número 38 de la CEDH.

La esposa e hijo de Armando lo buscaron en casa de familiares. Su primo era una de las citas programadas para ese lunes 19 de marzo. Tampoco allí llegó. Al salir de esta vivienda, el celular del cónyuge sonó, era Armando.

"Saliendo de la casa del primo me sonó el celular y era del teléfono de mi esposo, contesto y decía yo “BUENO, BUENO, BUENO”, nunca me contestaron, esa llamada la recibí aproximadamente entre tres y cuatro de la tarde y pues esperamos toda la tarde, porque igual y algo se le atravesó".

Ya era la tarde del lunes y Armando no aparecía. Familiares acudieron a interponer una denuncia en la Agencia Veracruzana de Investigaciones, conocida como AVI, de Las Trancas. Enviados a diferentes oficinas durante la noche del 19, la querella quedó registrada en las primeras horas del 20 de marzo.

Por la desesperación de desconocer el paradero de su esposo pidió videos al C-4 (Centro Estatal de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo). Solo un fragmento se entregó. Nada aportó a la búsqueda de Armando.

"La Fiscalía no ha sido transparente en la investigación de la desaparición de mi esposo, solo es hasta ahora que el Comandante me comentó que el lavado de carros al que fue mi esposo era donde se dedicaban a desaparecer a la gente, hace poco me acabo de enterar que dos policías estuvieron inmiscuidos en lo de las placas de mi esposo, ese reporte me lo dieron aquí en Xalapa”.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.