cargando

En twitter:

PosData
Viernes 12 enero, 2018

Soñaba con ser alcalde y lo mataron con saña

Francisco Vázquez Rojas, ex síndico de Ixtaczoquitlán, fue operador político del fallido excandidato a gobernador Héctor Yunes Landa, quien ni siquiera se paró en su funeral
•Aunque en su época de funcionario ganaba más que el gobernador Fidel Herrera Beltrán, gustaba ayudar al pueblo
•La última vez que participó en la política fue como aspirante a síndico en las pasadas elecciones


Por Antonio Osorio

Ixtaczoquitlán, Ver.- Veinte puñaladas terminaron con la vida de Francisco Vázquez Rojas, exsíndico municipal, abogado, político de alto rango, operador político del excandidato la gubernatura Héctor Yunes Landa, representante legal de la cervecería Cuauhtémoc de Orizaba; un hombre muy querido en su pueblo, donde hoy le lloran; un hombre que anhelaba ser presidente municipal.

  • Francisco Vázquez Rojas fue asesinado de 20 puñaladas

  • Francisco Vázquez Rojas fue asesinado de 20 puñaladas

  • Francisco Vázquez Rojas fue asesinado de 20 puñaladas

  • Francisco Vázquez Rojas fue asesinado de 20 puñaladas

Francisco Vázquez alcanzó a formar parte de las más de 160 víctimas que dejó la "ola" criminal, el año pasado, en los municipios de la zona Centro.
Su cuerpo fue sepultado en el panteón "Juan de la Luz Enríquez", de Orizaba, donde también yacen los restos de sus padres.
La realización de importantes obras como el camino Escamela-Buena Vista, el asentamiento de grandes consorcios y la transformación del municipio fueron parte de los logros que impulsó este personaje.
"Pancho" Vázquez, como se le conocía, era un hombre bueno, hasta que su sonrisa fue apagada por manos criminales, que de veinte puñaladas le arrancaron la vida, el pasado 31 de diciembre, en un caso que conmovió a un pueblo entero y que hasta hoy sigue siendo un misterio, porque es uno de los homicidios que están sin ser resueltos por las autoridades.
El último día del año, la víctima fue encontrada sin vida en el interior de su residencia, ubicada en la avenida Ignacio Zaragoza, número 100, esquina con la calle Narciso Mendoza, en la localidad Potrerillo Pueblo, donde habitaba sólo, pues no tenía esposa, ni hijos.
Localizado a un costado de la autopista México-Veracruz, en los límites con Orizaba, Potrerillo Pueblo es un lugar que a simple vista se ve tranquilo, con su iglesia, su campo deportivo y el parque donde todas las tardes conviven niños, jóvenes y adultos, para jugar, platicar o hacer deporte, bajo el cuidado de un policía.

LA SAÑA QUE ALENTÓ A LOS ASESINOS

La noche del 30 de diciembre, sujetos desconocidos ingresaron a la casa del exsíndico, donde por causas que aún se desconocen, lo asesinaron a puñaladas.
Se infiere que el o los agresores sometieron a la víctima; luego, una y otra vez le enterraron un arma punzocortante, en las regiones abdominal, arcos costales, tórax, cuello y cara; saña inaudita para acabar con la vida de un hombre que aparentemente no tenía problemas.
El cuerpo de la víctima quedó desnudo y bañado en sangre, sobre su cama.
No conformes con haber cometido el crimen, los asesinos se llevaron su automóvil Ford Mustang, color negro, año 2004, con placas de circulación YGZ-8975 del estado.
Según versiones, Francisco casi no estaba en su casa, pues sólo llegaba de vez en cuando. El inmueble, de más de 50 metros cuadrados, rodeado por una barda y con el portón principal en la esquina, era atendido por una de sus sobrinas, una jovencita de unos 22 años, delgada y de aproximadamente 1.60 metros de estatura.
Casi siempre Francisco estaba con sus familiares, en otra casa, ubicada en las orillas del pueblo.
Pero la mañana del domingo 31 de diciembre pasado, el exsíndico no llegó.
Ya cerca de las tres y media de la tarde, cuando la mayoría de los vecinos esperaba la llegada del año nuevo y se disponía a hacer los preparativos para la celebración, los familiares de Francisco empezaron a buscarlo, pero al no localizarlo, ni por teléfono, decidieron ir a su casa. Luego de tocar la puerta en repetidas ocasiones, con el corazón acelerado, entraron y encontraron su cuerpo inerte, ya con las heridas y la sangre seca.

NULO AVANCE DE LAS INVESTIGACIONES

Aunque la Fiscalía mantiene abierta una Carpeta de Investigación para esclarecer el crimen del exsíndico, hasta el momento no hay ningún avance de las pesquisas.
Del trabajo realizado por las autoridades, sólo se tiene que personal de la Fiscalía y de los Servicios Periciales llevaron a cabo una inspección ocular en el inmueble, cumpliendo con los protocolos de la cadena de custodia y levantamiento de evidencias.
Asimismo, se confirmó que en el interior de la casa faltaban aparatos eléctricos, dinero, objetos de valor como joyas y su automóvil.
También se estableció que el cuerpo presentó heridas perforantes, producidas por objeto punzocortante en la región toraco-abdominal, que le causaron directamente la muerte.
A pesar de que las autoridades y la familia mantienen hermetismo en el caso, se sabe que las investigaciones no han avanzado.
Sin embargo, y de acuerdo con versiones, se estableció que antes de ser asesinado, el exsíndico estuvo conviviendo con tres personas conocidas por él.

ANHELABA SER ALCALDE

Francisco Vázquez Rojas era una persona muy querida por sus vecinos, ya que siempre se preocupó por el bienestar del pueblo, desde que fungió como
síndico, en el trienio del exalcalde priista Nelson Votte Ramos, hoy prominente empresario dueño de una flotilla de taxis y varios hoteles.
Francisco era representante legal en Montosa, la Cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma de Orizaba, aunque también litigaba algunos asuntos y colaboraba en una Notaría Pública de Orizaba.
Su anhelo fue ser presidente municipal de Ixtaczoquitlán, pero el año pasado tuvo que conformarse con la candidatura a síndico, en la planilla que encabezó la candidata del PRI, Sandra Mendoza de Amador, esposa del empresario restaurantero y ex alcalde Francisco Amador Damián, mejor conocido como "El Cebollín".
De sus tiempos de funcionario se recuerdan varias cosas, como que siempre fue priista y que tenía un sueldo superior al del entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán.
También le gustaba tratar bien a la prensa. "Era banda con la flota", cuenta un periodista de la zona.
Don "Pancho" Vázquez era un hombre muy querido en el pueblo donde nació, incluso el año pasado fue mayordomo de la Virgen de Guadalupe, por eso nadie acepta que lo hayan matado con tanta saña.

COMPAÑERO DE YUNES LANDA

A lo largo de su vida, Francisco Vázquez estableció una estrecha amistad con su compañero político Héctor Yunes Landa, desde que ocuparon la dirigencia estatal de Juventud Popular, también bajo el liderazgo del exgobernador Agustín Acosta Lagunes.
Cuentan que cada que era el cumpleaños de Francisco, llegaba a Ixtaczoquitlán el excandiato a la gubernatura, pero curiosamente ahora en su sepelio ya no se presentó.

TUVO MARCADA TRAYECTORIA EN LA VIDA POLÍTICA Y EN LA INICIATIVA PRIVADA

Francisco Vázquez Rojas fue activista y operador político de carrera del Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde se desarrolló a lo largo de toda su vida, como miembro activo de la Confederación Nacional Campesina (CNC), del Comité Regional Campesino y como integrante de calidad de la corriente política estatal Alianza Generacional.
De acuerdo a testimonios, en los últimos años se distinguía por servir de una especie de mecenas, apoyando al deporte, la educación, a templos religiosos y otras actividades de beneficio social, como lo recuerda su amigo Víctor Hipólito Cano, de Zongolica.
Muchos de sus vecinos lo recuerdan también como gente que siempre ayudaba, ya sea con la construcción de banquetas, pavimentación de calles o con la pintura de la iglesia, que fue lo último que hizo.
Con la iniciativa privada, Francisco Vázquez llegó a ocupar el cargo de director jurídico de la cervecería Moctezuma-Heineken de Orizaba y fue apoderado legal a nivel corporativo de un importante número de compañías transnacionales, instaladas en el corredor industrial de Ixtaczoquitlán y Orizaba, como por ejemplo la Kimberly Clark y Cafinco.
Entre sus íntimos amigos destacan por ejemplo Samuel Solís Sumaya; el camionero y ex alcalde de Rafael Delgado, Fausto Martínez y Enrique Fadanelli, hijo del empresario Horacio Fadanelli.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.