cargando

En twitter:

8 Columnas
Miércoles 06 diciembre, 2017

El PRI y su última carta

Por Reynaldo Escobar Cierto que el PRI ha rendido los mejores dividendos a sus militantes, pero más, a sus dirigentes. Desde la presidencia de la república que en forma sucesiva y consecutiva la detentó desde su fundación en 1929, hasta el año 2000, en que la transición pasó por encima del partido tricolor y lo aplastó para que sirviera...

de alfombra a los bárbaros del norte, que visten de traje formal y botas vaqueras como el expresidente Vicente Fox Quezada; y a los barbudos que no pueden olvidar la espigada figura del emperador Maximiliano de Habsburgo, como “el Jefe” Diego Fernández de Ceballos. Gubernaturas estatales, escaños en el Senado, curules en la Cámara Federal de Diputados y en las de los Estados, Ayuntamientos en los 2440 municipios del país; han servido a las estructuras del PRI, para gobernar obedeciendo siempre la línea vertical que viene desde los Pinos, retadora y pendenciera, al grito de con la oposición nos enfrentamos, cuando quieran, como quieran y con los que quieran.

Y no podía ser menos la gallardía con la que ha comenzado el último año de su ejercicio gubernamental el Presidente Enrique Peña Nieto, quien los primeros 3 años de su gobierno pareció que disfrutaba del cargo y de la buena vida que otorga el ser jefe máximo de las Instituciones nacionales; pero cuando sus índices de popularidad según las encuestas alcanzaban un 12 por ciento, la confianza en sí mismo le hizo reflexionar al gran Tlatoani, para salir al encuentro de opositores y de bases priistas inconformes, sobre todo con una sociedad civil enardecida por el empobrecimiento y la carestía de la vida; pero más aún cuando los mexicanos comenzaron a reclamar una contra ofensiva para detener los abusos del Presidente Donald Trump, en contra de los 10 millones de mexicanos que radican en los Estados Unidos ya que que los cónsules mexicanos y el embajador en Washington, no sirvieron para hacer la contención y el pueblo en el que militan una gran mayoría de bases priistas, se expresó para pedir a Peña Nieto una mayor atención al ejercicio de su encargo o de plano que optara por la renuncia si no quería enfrentar los problemas que son inherentes a su envergadura.

Resuelta la sucesión presidencial, la tranquilidad ha vuelto al hombre de los Pinos, porque sin duda Meade Kuribreña respetará a la familia presidencial y si bajo presión tuviera que actuar en contra de algunos pillos que han seguido saqueando el erario público, incluidos algunos compañeros del gabinete, sin duda que hará sentir la fuerza del presidencialismo mexicano y protegerá a sus amigos y dejará caer la espada justiciera de la diosa Themis, en contra de aquellos que han desafiado al que se va y alistan sus armas en contra del que llega. Por lo pronto Peña Nieto anda en campaña por todo el país, tratando como dijera el Quijote de la Mancha de “desfacer entuertos”; pero al mismo tiempo, Peña Nieto hace un activismo inusitado en el sector más importante del PRI que parecía olvidado, el sector campesino que siempre produjo alimentos para la autosuficiencia en el campo y en los procesos electorales el Ejido, base de la organización agraria, siempre estuvo organizado para votar en favor de los candidatos del PRI y muchos de los triunfos del tricolor, se dieron cuando en la madrugada llegaban a los distritos electorales urnas repletas de votos verdes que se

suponía habían sido emitidos por los campesinos en favor de su partido. Peña Nieto abona el camino, Meade Kuribreña siembra en los campos y el Secretario, de Gobernación ha desaparecido del escenario político nacional y en el Palacio de Cobián, llora que llora por los rincones.

Lo que no se acepta por las estructuras del PRI en la mayor parte de las entidades federativas, es la decisión anunciada de que “un neófito” destacado miembro de la generación millennials, don Aurelio Nuño Mayer sea designado como coordinador general de la campaña política de José Antonio Meade Kuribreña. Y les asiste la razón a quienes llevan de dos a tres elecciones presidenciales, participando desde la pinta de bardas y colocación de espectaculares, hasta la promoción del voto en los barrios, colonias y zonas populares, para convencer a los incrédulos y llevarlos a las urnas a votar por el PRI, aunque cueste una despensa o una dádiva económica a cambio de la credencial de elector. Que sabe del amor, aquel que nunca ha amado; que sabe Nuño Mayer de una campaña presidencial, si ni siquiera sabe “ler”. Pero bueno no todo lo que brilla es oro y la amistad entre los júniors del poder, cuenta mucho. Así veremos en los próximos meses las nuevas estrategias de campaña para ganar elecciones; y también tendremos oportunidad de ver los amarres entre políticos y rufianes para las concertacesiones de los espacios para las Cámaras de Senadores y Diputados Federales y Locales. Pero el arte de la guerra electoral tradicional, poco servirá ante los mecanismos de control que desde la presidencia de la república, el CISEN y las oficinas de investigación política y policiaca, estarán dispuestos a ejecutar, todo aquello que provenga de una orden superior, para hacer que nuevamente gane el viejo PRI, renovado y reciclado por el primer priísta del país.

Si el PRI padece la “senescencia acelerada” y aumenta cada vez más rápido su riesgo de morir, corresponderá a los 6 millones de militantes tricolores, que según Enrique Ochoa Reza ya están en pleno proselitismo en favor de Meade Kuribreña, hacerlo resplandecer para resurgir de una de las que parecía ser la madre de todas las batallas.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.