cargando

En twitter:

Malecón del paseo
Lunes 13 noviembre, 2017

Los hermanos incómodos

•Desdicha en Veracruz
•“La puerta de marfil”

EMBARCADERO: De acuerdo con la historia, en cada sexenio los políticos encumbrados suelen tener hijos, hermanos y tíos (etcétera) incómodos... Por ejemplo, dos de los más famosos fueron Raúl Salinas con el presidente Carlos Salinas de Gortari y Maximino Ávila Camacho con Manuel Ávila Camacho... Hermano cómodo, sin embargo, habría sido Gustavo Madero, de Francisco I. Madero, y a quienes Victoriano Huerta ordenara, en el caso del primero, arrancar

Luis Velázquez

los ojos, y al segundo, asesinar hasta con tiro de gracia… Por eso, ahora las malas entrañas hablan de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tendría un hermano incómodo que, por ejemplo, en el duartazgo tuvo una compañía constructora… Por eso, la confianza y la fe de los ciudadanos en los políticos está desmembrada… Antes, mucho antes, Boca del Río era un pueblito de pescadores, a tal grado que Agustín Acosta Lagunes quiso convertir en una simple delegación política del puerto jarocho… Ahora, cosas de la vida, Boca es la capital política de Veracruz… El gabinete duartista lo decía así: En público, Karime Macías era discreta, pero en privado, demasiado impulsiva…

ROMPEOLAS: El novelista José Saramago escribió novelas imborrables, basadas en la realidad para al mismo tiempo crear ficciones… Por ejemplo, “La cueva” es la historia de una mujer que pasa los días más felices de su vida en una plaza comercial mirando pasar a la gente… Y la novela “Todos los nombres” es la historia de un burócrata que pasó la vida feliz en el Registro Civil de su pueblo asentando los nombres de los muertos… Circula un libro fascinante del escritor nicaragüense, Sergio Ramírez, en donde reúne sus cuentos y que giran alrededor de temas centrales como son la vieja historia de la ambición humana y la intriga política… Incluso, la historia del delirio del poder que suele llevar a los políticos a cometer crímenes… Está probado y comprobado que el gobernador de Veracruz vive obsesionado con encarcelar a Karime Macías luego de tener a Javier Duarte en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México y a once duartistas más en el penal de Pacho Viejo, porque así continúa acalambrando a Fidel Herrera… Pero más aún: ante la incapacidad, hasta el día de hoy, de encarcelar al “tío”, hunde más y más a Duarte, hijo putativo del fogoso y a quien eligió sucesor por encima de Ranulfo Márquez Hernández y Antonio Benítez Lucho…

ASTILLEROS: Los malandros se están recrudeciendo en Veracruz mostrando el puño y el músculo… Por ejemplo: la semana anterior secuestraron a un hijo de la periodista María Elvira Santamaría, toda una institución en Coatzacoalcos… Por fortuna, al día siguiente lo liberaron, se entiende, a partir del pago del rescate… Después, intentaron secuestrar a una conductora de modas de TV Olmeca, pero ella reaccionó rápido, les echó el automóvil encima y pudo huir, aun cuando la hirieron en una pierna… Cierto, hay una disputa de los carteles y cartelitos por la jugosa plaza jarocha, pero al mismo tiempo, intimidan y aterrorizan a la población y cuyo testimonio terrorífico fue el asesinato de cuatro niños en una colonia popular en Coatzacoalcos y de una niña en plaza comercial de Córdoba y de un niño en Tantoyuca… Diríase que con todo y el operativo oficial se está dando “un paso hacia atrás” en materia de seguridad… Veracruz, entonces, es más trágico y más triste… “Somos desdichados” diría José Revueltas, pues el desastre nos sigue tocando más, mucho más cerca, a tono, digamos, con el acontecer nacional, luego de que Felipe Calderón Hinojosa dejó 150 mil muertos y Enrique Peña Nieto según parece lo va rebasando… Walter Benjamín lo ejemplificaba de la siguiente manera: “Sólo nos es dada la esperanza por aquellos que no tienen esperanza”…

ARRECIFES: Más muertos hubo en Veracruz en las 48 horas del bombardeo en el mes de enero de 1857 cuando las tropas norteamericanas al mando del general Winfiel Scott entraron al puerto jarocho con un saldo de mil muertos y 55 heridos… Fue el tiempo aquel cuando por alguna razón suspicaz Antonio López de Santa Anna se hizo guaje y nunca llegó con su ejército para defender la soberanía nacional… En cambio, el sacerdote franciscano, Celedonio Domeco de Jarauta, se llenó de gloria luchando contra los invasores… Jarauta era a los 30 años de edad el confesor más popular en la historia local, pues la gente hacía cola ante su confesionario y sus misas parecían una fiesta colectiva… Incluso, luchó contra los malandros de su tiempo incendiando las rancherías y los campos de cultivo despojados a los humildes según cuenta el escritor José Emilio Pacheco en su columna “Inventario” recopilada en tres tomos por la editorial Era… Y si el lector es supersticioso ha de saber que el poeta español, Federico García Lorca, quien fue amante de Salvador Dalí, también lo era… Lorca, por ejemplo, nunca caminaba debajo de una escalera y si se le caía un centavo lo buscaba en el suelo hasta encontrarlo… El tiempo, como dice el viejito del pueblo, ha volado y ya llegamos al primer informe de gobierno en Veracruz… Pero, bueno, sólo resta leer y releer la Odisea, donde cuenta la historia de “La puerta de marfil” por donde entran las utopías y las fantasías de la vida… Y, por supuesto, ver otra vez la película “Coco”, donde un niño lucha y lucha y sigue luchando hasta alcanzar su legítimo sueño…


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.