cargando

En twitter:

Escenarios
Sábado 11 noviembre, 2017

La reinis Anilú Ingram

•Sobreviviente duartiana
•Política transexenal

Uno. Sobreviviente duartiana

La señora Anilú Ingram es una política pragmática. Supo levantarse de los escombros del duartazgo, tiempo cuando usufructuara una carrera meteórica y en que tanta confianza tenía con el político preso en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México que hasta comían

“tacos parados” con Tomás, a tono, digamos, con el libro célebre de Rius de que “la panza es primero”, aquí y en China.Por equis o mangas, trascendió al tiempo sombrío de Veracruz que tiene a once duartistas presos en el penal de Pacho Viejo.
Y lo insólito, mientras la señora Ingram está trepada en “los cuernos de la luna”, otras barbies del sexenio anterior (Ainara, Dominga y Corintia, entre otras) están de bajo perfil. Incluso, una de ellas durmió en el llamado “Penalito” y hasta le quitaron una casita que el ex góber tuitero le regalara.
Por el contrario, la señora SEDESOL alista maletas para la candidatura al Senado, y de ñapa, el secretario de Seguridad Pública y el Fiscal de la yunicidad se “le tiran al piso”, luego, claro, de registrar en sus neuronas el apapacho efusivo con Enrique Peña Nieto, el galán de galanes de este país.

Dos. Política transexenal

Se trata de un antecedente singular. Y más en Veracruz. Y es que por lo general, las barbies políticas son sexenales. Debut y despedida en menos de lo “canta un gallo”.
Pero en el caso ha de consignarse el olfato político de la señora Sedesol. De Javier Duarte a Carlos Camacho Quiroz, su primer padrino, digamos, federal. Luego, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación. Ahora, y según el cascabeleo mediático luego de la última visita presidencial, Enrique Peña Nieto.
Y mientras, los duartistas, ajá, que se refundan en el infierno, 6 de ellos huyendo en el mundo.
Antes, y en nombre de su pragmatismo, ella era lealtad “a prueba de bomba” a Duarte. Ahora, a MAO.
Incluso, en el carril político tienen una alegoría y que dice: “En Veracruz como en Pekín/ el que no ama a Mao/ no es chino”.
Ella sí, una reina. De reina del carnaval jarocho a reinis del duartazgo y ahora del peñismo.
Y si en las urnas derrota a poderosa, poderosísima Rocío Nahle, de MORENA, y a la experimentada Jazmín Copete del PRD, entonces, será la reinis de la Cámara de Senadores en los próximos seis años con el nuevo presidente de la república.
Nunca Carolina Gudiño Corro ni Elizabeth Morales habrían tenido la posibilidad.
Bueno, Rosa Luz Alegría alcanzó la más alta dimensión política. Secretaria de Turismo, la primera en el país, con José López Portillo, cuya vida terminara al lado de Sasha Montenegro, la mujer soñada por tantos mexicanos.

Tres. Noqueó Anilú a Indira

Admirable la capacidad de sobrevivencia de la señora SEDESOL.
La Gudiño, por ejemplo, conquistó la gloria pero en un sexenio.
Elizabeth Morales ha caído y se ha levantado y aun cuando ahora tiene la mano arriba para la candidatura senatorial, todo indica que Anilú le lleva delantera, incluso, solita, invicta en el carril, y en un descuido, hasta candidato plurinominal al Senado hoy cuando el INE lo aprobara.
Será si gana en las urnas y ojalá ningún “enano del tapanco” se le atraviese, será la primera senadora de Veracruz elegida en las urnas, pues antes lo fueron Nohemí Guzmán y Érika Ayala, pero de rebote.
Y más, porque la precampaña la inició a la par que su homóloga de SEDESOL, la panista Indira Rosales San Román, y de pronto, zas, se le fundió el foco y le bajó a las candilejas. La noqueó diría el chamán.

Tres. De la gloria a la inmortalidad

Según sus boletines, ella ya erradicó la pobreza y la miseria que ni siquiera, vaya, pudieron Marcelo Montiel Montiel, Jorge Carvallo Delfín y Alberto Silva Ramos cuando lo juraron y perjuraron en la SEDESOL.
Y por eso cacarea que Veracruz es un pueblo feliz por las despensas y las estufitas ecológicas que a nombre de Peña Nieto (como lo ha dicho) regala a los pobres y “a los pobres entre los pobres”, además, claro, de cargar a los niños con una sonrisa Colgate y dar un besito a las ancianas.
Barbie transexenal, poco le falta para anunciar en el próximo boletín y/o discurso populista que en Veracruz, gracias a ella, está naciendo el nuevo hombre de México y en un descuido de América Latina, digamos, como aquella “raza de bronce” soñada por José Vasconcelos, el político más impetuoso y fogoso de todos los tiempos.
Ella, la señora SEDESOL, habla, camina, gobierna, cabildea y actúa como en un sueño, dueña de su tiempo y dueña del tiempo de los demás, como si tuviera en sus manos el botón nuclear.
A la velocidad de los años luz se está moviendo. Triunfalista, alardea de los pobres redimidos, pero también, está tocando el cielo con las yemas de sus dedos suaves y frágiles, mirándose incluso como la candidata a gobernador en el año 2024, pues sentada en el Senado sabe que la silla embrujada de palacio estaría a un paso.
Ella no es una entelequia. Por el contrario, es la dueña de los titulares y del carril priista, ahora cuando el tricolor lleva tres derrotas consecutivas en un año y cuando se ubica en el tercer lugar de la preferencia luego de MORENA, primer lugar, y el PAN, segundo.
Un político, escribió Suetonio, el biógrafo de los doce Césares, busca primero el poder. Y encumbrado, sueña con la gloria. Y cuando el mundo está rendido a sus pies, la gloria se le hace chiquita y quiere la inmortalidad.
La señora SEDESOL va en el mismo camino. Anda en las nubes como si fuera la eterna quinceañera.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.