cargando

En twitter:

8 Columnas
Viernes 11 agosto, 2017

Reviran dieta a Jorge Wínckler

Hija de maestra asesinada A nueve meses de que la maestra y promotora cultural, Guadalupe Mora Palacios, fue asesinada a sus 71 años de edad en su domicilio de la calle Betancourt, en el centro del estado, su hija emitió un fuerte comentario en donde acusa la banalidad y frivolidad del Fiscal General de Veracruz, Jorge Wínckler.

Violeta Santiago

  • Lupita Mora, asesinada en su domicilio

El mensaje que inició en sus redes sociales y se hizo viral se realizó justo al cumplirse los nueve meses de que ocurriera este caso, pero tuvo como contexto el comportamiento del titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), asiduo usuario de redes sociales, quien en días anteriores cargó una fotografía en su cuenta de Twitter comentando que se encontraba a dieta porque había subido 5 kilos desde que tomó el cargo.

Ante la divulgación de la imagen en medios de comunicación, Wínckler Ortiz hizo comentarios en Twitter en donde señalaba: “No quiero ser un fiscal General Gordito, eso fue en el pasado” y ““no tienen nada más que comunicar… mi comida en la oficina da la nota, creo que extrañan a un fiscal Gordo y Rojo, lo siento”.

No obstante, fue la respuesta de Cecilia Arizmendi Mora, la hija de maestra Lupita Mora, reconocida y querida tanto en Xalapa como en Orizaba, la que generó fuerte revuelo en el estado, pues le recomendó al Fiscal ir a vivir a la casa de la familia de alguna víctima de la inseguridad de Veracruz, pues “la zozobra y la tristeza son mejor fórmula que verduritas al vapor”, entre varios puntos.

Como se recordará, Lupita Mora era miembro del Seminario Cultura Coatepec, de donde era originaria. Trabajó como profesora normalista en distintas ciudades, entre ellas Orizaba, en donde se jubiló, para luego regresar a la capital del estado.

Fue en su vivienda en donde fue encontrada sin vida, envuelta en bolsas de plástico negro y amarrada, presuntamente víctima de un robo a casa habitación.

En entrevista, Cecilia Arizmendi declaró que lo que le motivó a escribir tal mensaje fue la falta de seriedad que observa en Jorge Wínckler con el cargo que ostenta: “Lo que me provoca es indignación y es una ofensa porque yo creo que del Fiscal cualquier persona, cualquier familiar de una víctima lo que quiere uno es informes o ver qué está haciendo la Fiscalía, pues no qué come y más cómo lo toma”.

A pocos días de haber asumido el cargo, recordó, ella y otros familiares de víctimas tuvieron una reunión con él y en esos momentos confiaron en que su actuación sería distinta a la de sus antecesores, pues incluso sintieron que sí habían sido escuchados, además de que Winckler Ortiz dijo que le darían seguimiento al caso.

Pero la imagen que diera el Fiscal General en un inicio desapareció con el paso de los meses, en donde ha sido expuesto en medios de comunicación por su constante participación en redes sociales, mientras que el nivel de impunidad es alto en la entidad. “Me parece que debe tomar otro tipo de actitud para la gente, para su cargo, debe de tomar su cargo con honor y con respeto”.

Han pasado nueve meses y, para el caso de la maestra Guadalupe —como decenas, miles más—, el tiempo es importante en este tipo de investigación. “Se pasa todo el día en eso, entonces dices ¿qué hizo el señor en un día? No veo cómo va a estar este caso en dos años y lo sé porque estoy en comunicación con otras familias con víctimas cuyos casos tienen años”.

“El señor come bien, qué bueno, ¿y uno? Pues uno no. Somos cientos de familias en el estado. Es una pena que ocupe el tiempo en eso. Eso es lo que me indignó, porque no me enfurece, tampoco es que viva yo todo el día como él, yo tengo que hacer cosas, tengo que salir, ni modo porque no me queda de otra, porque yo no tengo asistente, no tengo guaruras, no tengo gente que me cuide, no tengo un dietista en mi casa tampoco que vea por nuestra salud”, explicó la entrevistada.

Cecilia Arizmendi agregó: “Entonces yo digo ¿qué va a pasar con nosotros? ¿Qué va a pasar con mi caso? ¿Y qué va a pasar con mi mamá? Porque mi mamá está muerta. No toman en cuenta a nadie ni a la víctima ni al fallecido, bueno, asesinado, porque mi mamá no murió. La mataron”.

Finalmente, la veracruzana lamentó que el gobierno actual “ha sido una pérdida de tiempo y cada mes se pone peor”. Mientras tanto, su texto se hizo viral a través de las redes sociales, en donde los comentarios recientes del Fiscal fueron señalados de distar con la situación real que diariamente viven y esperan miles de familias.

El mensaje íntegro de Cecilia Arizmendi:

Hoy se cumplen nueve meses del asesinato de mi madre, Lupita Mora Palacios. Cuando creo que he superado la peor etapa de mi vida, despierto y es día diez… Como cada diez de mes, con ella me matan nuevamente.

Pero en esta ocasión no hablaré de ella. Ocuparé este espacio para “obsequiar” al fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, la receta que tanto busca para reducir la talla de su cintura, que ha aumentado desde que asumió el cargo, en enero.

Le propongo que venga a vivir a casa, donde desde noviembre pasado no se duerme bien, no se come bien y no se vive bien. La zozobra y la tristeza son mejor fórmula que verduritas al vapor.

Le propongo que se hospede en el hogar de cualquiera que tenga un familiar desaparecido, muerto o vejado, en una zona como las que habitan millones de veracruzanos: de popular a jodida, con alto índice de inseguridad.

Le propongo que “baje” de su mundo frívolo a vivir en Veracruz, que visite el infierno. Nuestro infierno: el de las tres y media de la madrugada o el de las seis, del que es peor despertar. Le aseguro que para bajar de peso no tendrá que “sacrificarse” con agüita de naranja y ensalada.


1 comentario(s)

Omar Yepez 11 Ago, 2017 - 10:15
Por amor de Dios, ya dignifiquen a ese gobierno. Corran a esos yuppies buenos para nada.

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.