cargando

En twitter:

Reportajes
Viernes 10 mayo, 2013

La utopía de la vocera duartista


*Mil 400 medios de comunicación de norte a sur de Veracruz
*Insólito crecimiento de prensa jarocha en dos años, cinco meses
*“Buscar que cada periodista tenga su medio de información’’

Dice el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016: hay en Veracruz 117 periódicos entre diarios, semanarios, quincenarios y con periodicidad diversa; más casi 50 portales, entre periódicos digitales, blogs y páginas electrónicas; más 44 estaciones de radio independientes o afiliadas a 17 grupos radiofónicos; más cuatro televisoras.
Dijo la vocera y directora de Comunicación del gobierno de Veracruz, María Georgina Domínguez, en Orizaba, el martes 7 de mayo: “Hay mil 400 medios de comunicación en la entidad y para todos hay todas las garantías para el ejercicio” (agencias, La jornada-Veracruz, 8 de mayo, 2012, página 8).

Luis Velázquez

¿Cómo… en dos años, cinco meses, 10 días… del sexenio próspero la prensa escrita, hablada y digital se ha multiplicado con más intensidad que los peces y los panes en el relato bíblico?
¿Dónde están ubicados? ¿En qué ciudades, regiones, distritos? ¿Cómo es que se dispararon en tiempos de austeridad oficial?
Si en Veracruz hay 212 municipios, ¿estaríamos hablando de seis medios por municipio, incluidos, claro, Mixtla de Altamirano y Tehuipango en la sierra de Zongolica, Filomeno Mata en la montaña de Papantla, Texistepec en el valle de Soteapan, etcétera, que han dicho “adiós a la pobreza”?
¿El desarrollo de los medios de información en Veracruz ha llegado tales regiones marginadas?
¡Caray! Sorpresas te da la vida, mi Pedro Navajas.
Desde luego, resulta inverosímil el dato. Mil 400 medios de comunicación de norte a sur de Veracruz. Como en ninguna otra entidad federativa, cuando en los 33 años de Porfirio Díaz existieron 2,500 periódicos, la mayoría, claro, porfiristas.

ENTRE LA UTOPÍA Y LA ESPERANZA

Y más, por lo siguiente: según la nota de La jornada-Veracruz, acreditada de manera suspicaz a “agencias”, la vocera planteó en junta estelar (y por vez primera en lo que va del duartismo) con reporteros de Orizaba, una utopía y una esperanza.
La utopía: “Es necesario buscar que el futuro de los periodistas al término de su vida laboral sea mejor”.
Realidad uno: desde antes de la edad de Piedra, el hombre de Neandertal y los dinosaurios, desde antes del diluvio, desde antes de Sodoma y Gomorra, desde antes de que Herodes entregara la cabeza de Juan Bautista a Salomé nomás para enlistarla en su harem, Ricardo Flores Magón (33 veces enviado a la cárcel por el dictador Porfirio Díaz), lo afirmaba de la siguiente manera: los periodistas perciben salarios de hambre.
Y los perciben por una razón: ningún presidente de la República, ningún gobernador del país, ha desafiado a los magnates periodísticos para legislar y cubrir sueldos justos a los trabajadores de la información.
Todavía peor: si en Veracruz hay mil 400 medios, cientos, miles quizá de reporteros, fotógrafos, editores, etcétera, ganan salarios miserables pero, además, sin las prestaciones sociales, económicas y médicas establecidas en la Ley Federal del Trabajo.
Por eso hablar de “una vida laboral mejor” para los reporteros significa una falacia, una utopía, y las utopías, dice el clásico, “son disparates que a veces ocurren en el cielo… en un descuido de los ángeles y querubines” y que nunca pudo lograr en su vida Tomás Moro ni Carlitos Marx, vaya, con la dictadura del proletariado.

REPORTEROS, DUEÑOS DE “SUS PROPIOS MEDIOS”

No obstante, la vocera próspera habló a los reporteros de Orizaba de una esperanza: “Incluso se debe buscar que los periodistas puedan ir generando sus propios medios”.
¡Ah, caray!
Las malas entrañas, gente envidiosa, intrigante, cuentan frente a la taza de café que la vocera es propietaria de una estación de radio en Xalapa (que Radio Capital y “Yo FM” en la calle Moctezuma 77 Bis, colonia Centro) hasta de un periódico…que a nombre de un prestanombre.
Y aun cuando los chismosos en ningún momento presentan documentos, escritura notarial, pistas para entender el mundo, hablan de evidencias y coincidencias en el personal reporteril, por ejemplo.
Y, bueno, si así fuera (lo que uno se resiste a creer), la vocera sería congruente cuando planteara a los reporteros de Orizaba “buscar que puedan ir generando sus propios medios”, pues ella misma sería el modelo a reproducir.
¿Un periódico, por ejemplo? Se necesitan millones de pesos sólo para comprar la rotativa, pues maquilar significa un infierno administrativo.
¿Una estación de radio, una televisora? Es una concesión otorgada por el Poder Legislativo federal, cercado por los magnates de la radio y la televisión.
¿Un noticiero digital? Cada quincena deben cubrirse sueldos y sólo cuando el medio está al servicio de la clase gobernante en turno (salvo excepciones), el medio camina en medio de la ventura económica, administrativa y financiera.
¿Un portal? Pudiera ser. Pero de igual manera implica gastos que cuando se ejerce un periodismo que sólo apuesta a contar la historia de cada día se vuelve incómodo, y por tanto, queda expulsado en automático del paraíso.
¿Una revista? ¿Y de qué viviría? ¿De tirar incienso al paso del político, de un periodismo light que acata órdenes de quien paga, pues en la relación comercial el que paga… manda, como afirmaba José López Portillo?
Y, bueno, si el gobierno duartista inició en diciembre 2010 con “117 periódicos y 50 periódicos digitales” y ahora existen “mil 400 medios de comunicación en la entidad” (como afirma la vocera) habría de revisar si en la diferencia “los dueños” son (aunque sea una hojita parroquial) “reporteros que generaron sus propios medios”.
Posdata: otra esperanza ginista: en Orizaba dijo que el gobierno de Veracruz “busca un convenio con el ISSSTE…para asegurar a los periodistas que carezcan de los beneficios”, cuando la Ley Federal del Trabajo establece con claridad que se trata de una obligación patronal.
También aseguró que “El Colegio de Periodistas…será una instancia de formación académica del más alto nivel”, cuando de acuerdo con la ley la capacitación de los trabajadores corresponde a los dueños de los medios de producción.
La vocera también se justificó ante el gremio reporteril de Orizaba porque “a veces es complicado que pueda estar en contacto con los reporteros de toda la región”… cuando hechos son hechos, el 7 de mayo fue el primer cafecito de Gina con los colegas de aquella región, luego de años, con cinco meses, 10 días de duartismo. (La jornada-Veracruz, miércoles 8 de mayo, 2013, página 8, parte inferior, a cinco columnas, con foto de la vocera acreditada a platanegra.mx).


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.