En twitter

19 de octubre, 2012

Expediente 2012/Estrategia pa’ganar gubernatura 2016/19 de octubre de 2012

Expediente 2012/Estrategia pa’ganar gubernatura 2016/19 de octubre de 2012 La estrategia política del secretario de Educación de Veracruz, Adolfo Mota Hernández, para aparecer en la boleta electoral como candidato priista de gobernador en el año 2016 es la siguiente

COMPARTIR INFORMACIÓN
Expediente 2012
Estrategia pa’ganar gubernatura 2016
Luis Velázquez
19 de octubre de 2012

La estrategia política del secretario de Educación de Veracruz, Adolfo Mota Hernández, para aparecer en la boleta electoral como candidato priista de gobernador en el año 2016 es la siguiente: a) Mantener un bajo perfil en el escenario mediático. Está seguro de que si saca la cabeza como los avestruces le será cortada. Prefiere operar como el topo de Carlos Marx, debajo de la tierra y emerger a la superficie cuando sea oportuno y conveniente.
Sin embargo, ha optado en su fuerza mediática por la página web de la SEV, donde él mismo actualiza las acciones educativas para, digamos, enriquecer la calidad pedagógica de los educandos.
Allí, el lector mirará con asombro el gran culto a la personalidad de Motita sobre Motita.
b) Motita tiene la misma estrategia de su tocayo, Adolfo Hitler, la leyenda del secretismo político según cuenta el historiador John Luckacs, la siguiente: Hitler tenía tres tipos de secretos: uno, los que contaba a su reducido grupo de amigos; dos, los que él mismo se contaba y tres, los secretos que andaba pensando y ni él mismo se confiaba.
Así Motita ha optado por confiar al primer círculo de cuates que de la SEV brincará a la rectoría de la Universidad Veracruzana hacia el mes de septiembre del año 2013, cuando al doctor Raúl Arias Lovillo se le haya terminado el segundo periodo.
Motita busca, pues, reproducir el fenómeno de Víctor Arredondo Álvarez, quien de la rectoría de la UV pasara a la SEV, solo, claro, al revés.
Pero con más ambición política. Desde la UV, ha programado amarrar la candidatura a gobernador para suceder en la silla embrujada del trono imperial a JD.
Sólo que en tal operativo el cálculo estaría fallando.
En la UV hay, desde el sexenio de Patricio Chirinos Calero, una Junta de Gobierno, integrada por nueve académicos notables y citables, luego de un examen a cada aspirante a rector toman la decisión.
De entrada habría de recordar que ni siquiera el gobernador en turno puede influir y segundo, ni modo que la Junta de Gobierno viera con naturalidad la candidatura de Motita a la rectoría de la UV cuando nunca en su vida, jamás, ha impartido clases,y ni modo que ahora la UV, con JD, se abra al tráfico de influencias políticas.

DESTINO DE MOTA, EN GAMBOA PATRÓN

Es más, unos académicos de la UV y hasta líderes sindicales se han tirado al piso de JD para que sea su ángel de la guarda camino a la rectoría.
Están mal. Quedarán tendidos en el piso.
c) Motita confía en su amistad con el senador de la República, Emilio Gamboa Patrón, jefe máximo de la bancada senatorial en la Cámara Alta.
Y confía en Gamboa Patrón como un puente directo al presidente electo, Enrique Peña Nieto, quien para entonces, septiembre 2013, estará más fuerte que hoy cuando en Europa promueve como un vendedor de Elektra la venta de Pemex, y cuando en el Congreso federal están listas las reformas laboral, fiscal, energética y educativa fast track, además de las reformas al IFAI y la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción, negociadas en las cañerías de la política.
Según Motita, Gamboa Patrón tiene más fuerza ante Peña Nieto, y además, es su amigo del primer círculo del poder, que Manlio Fabio Beltrones, el ángel de la guarda del senador Héctor Yunes Landa.
Incluso, en aquellos días del predestape rojo a la candidatura presidencial, cuenta Motita, Peña Nieto y Gamboa Patrón tomaron cafecito.
Peña Nieto reprochó a Gamboa Patrón, su cuate: “me han dicho que eres amigo de Beltrones”.
Y Gamboa Patrón reviró de la siguiente manera: “Beltrones no es amigo. Es mi hermano. Y nunca lo negaré. Pero estoy convencido de que tú, Enrique, eres el político que este país necesita como presidente”.
Y Gamboa Patrón, ducho en las artes complejas y difíciles de la política, convenció a Peña Nieto.
Por eso Motita confía que Gamboa Patrón le allanará el camino, quizá sin rectoría de la UV, a la candidatura a gobernador.

MOTITA SE TIRÓ AL PISO ANTE JD

Claro, faltan cuatro añitos y muchas cosas pueden suceder.
Entre ellas que el senador José Yunes Zorrilla se fortalezca con hechos y resultados en la amistad con su condiscípulo Luis Videgaray, el político de más confianza, el número uno, de Peña Nieto, y también, claro, con el senador panista, Ernesto Cordero, el contrapeso de Emilio Gamboa.
Y, bueno, y dado su hiperactivismo, muchos operativos habrá de encauzar el senador Héctor Yunes para sacarse la espina que lo trae herido desde el año 2010, cuando el góber fogoso alimentara su ego asegurándole que sería el candidato priista a la gubernatura.
¡Ay, la pinche droga de la política, y por añadidura, las mieles del poder político, económico y social, el billete, además!
Por eso mismo, luego del abucheo en el Teatro del Estado a JD, Adolfo Mota, uno de los responsables del evento con Harry Grappa, premiado ahora con la secretaría de Turismo, Motita fue congelado, y en la desesperación, llegó a palacio de gobierno, y luego de un telefonema de Gamboa Patrón, fue recibido por el góber, a quien dijo: “un desprecio de usted es peor que el desprecio de mi esposa”
Y Motita, ni hablar, fue perdonado…
Pero al mismo tiempo, quizá se la estén guardando.

Deja un comentario